miércoles, 24 abril 2019
18:37
, última actualización
Deportes

España arrolla a Túnez y espera rival en cuartos del Mundial

Un golpe en la mesa de la defensora del título que se medirá ahora contra Dinamarca o Islandia por un puesto en semifinales.

el 25 ene 2015 / 21:29 h.

Antonio Jesús García en un lance del juego. / EFE Antonio Jesús García en un lance del juego. / EFE La selección española de balonmano ha sellado su pase a los cuartos de final del Mundial que se está disputando en Catar gracias a una exhibición (28-20) ante Túnez este domingo en el Lusail Multipurpose Hall, un golpe en la mesa de la defensora del título que se medirá ahora contra Dinamarca o Islandia por un puesto en semifinales. Los 'hispanos' no fallaron en su primer día a vida o muerte. Llegaron los cruces y la campeona del mundo demostró su madurez y calidad para seguir en la línea ascendente de este Campeonato. Partido a partido, victoria a victoria --pleno en la primera fase--, los de Manolo Cadenas han ido limando sus prestaciones, para llegar lanzados a las decisivas eliminatorias. El ambiente hostil de la grada, con miles de seguidores tunecinos, tardó muy poco en quedar silenciado por el recital de los de Cadenas. "Esto es territorio 'hispano'", arengaba el seleccionador nacional a los suyos cuando España ya volaba sobre el pabellón catarí. Y es que, desde el primer minuto de los octavos de final, España fue un ciclón en todas las facetas de juego. Sustentados en un tremendo Gonzalo Pérez de Vargas y en una inexpugnable defensa, la campeona del mundo tuvo a su merced al rival, que ni siquiera pudo sacar algo de orgullo para vengarse de la eliminación en semifinales de 'su' Mundial hace ya 10 años, donde España sumó su primer título. Rayando la perfección, España dejó visto para sentencia el duelo ya en la primera mitad (18-9), pudiendo dosificar fuerzas de cara a lo que tiene pinta de ser la reedición de la final de Barcelona 2013 entre españoles y daneses. El meta culé, que llegaba con el 'MVP' de la quinta victoria española en el torneo ante Eslovenia, siguió crecido y sujetó las pocas opciones claras de disparo del subcampeón africano. Después, entre Viran Morros y Gedeón Guardiola echaron el cerrojo a la defensa española, llena de ayudas para desquiciar a Túnez. Fiel a sus principios, España gozó de un ataque rápido, desactivando todas los cambios e intentos de Sead Hasanefendic por reforzar su defensa. ESPAÑA, A OTRO NIVEL DESDE EL PRINCIPIO Con Gonzalo parando y España convertida en un muro, el choque tuvo claro color español desde el inicio. Los parciales aumentaban con el paso de los minutos y los de Cadenas disfrutaban de un juego coral inalcanzable para su rival. El 60% de paradas de Pérez de Vargas mediada la primera mitad contrastaba con el 10% de su homólogo en la portería contraria, mientras que el marcador reflejaba ya el aplastante dominio de la campeona del mundo (11-5). Alouini, con tres tantos, y Mahmoud Gharbi, con dos, parecían los únicos capaces de encontrar la red en los primeros 30 minutos, mientras que en esa faceta, Ugalde destacaba en el bando español con 5 tantos. Tras el paso por los vestuarios, Túnez mejoró sus prestaciones como era de esperar, pero el trabajo de los 'hispanos' ya estaba hecho. Los de Cadenas controlaron el partido y aceptaron el intercambio de goles, siempre con un cómodo colchón en el marcador y sin sufrir la temida dureza tunecina. Los goles de Boughanmi, quien terminó con cinco dianas, ayudaron a Túnez a maquillar el luminoso, pero Túnez, que siguió variando su defensa sin éxito, nunca inquietó el pase a cuartos de final de España. Por si fuera poco, Gonzalo siguió a lo suyo hasta ganarse por segunda vez consecutiva el MVP del encuentro, el tercero en el Mundial, gracias a su 43% de efectividad bajo palos. Por su parte, Víctor Tomás mantuvo el ritmo anotador de una España que pudo dosificarse sin dejar de galopar con brillantez hasta cuartos de final. El miércoles, los 'hispanos' se medirán al ganador del duelo de este lunes entre Dinamarca e Islandia, pero toca de momento saborear esta victoria con golpe en la mesa incluido. Mientras España volaba, la otra invicta del torneo, Croacia, sufría (26-25) para doblegar a Brasil en octavos. La progresión de España asusta, sólo queda esperar que no tenga fin hasta alcanzar el noveno partido. De momento, Catar es territorio 'hispano'. FICHA TECNICA. --RESULTADO: ESPAÑA, 28 - TUNEZ, 20. (18-9, al descanso). --EQUIPOS. ESPAÑA: Gonzalo P. Vargas (p); Rocas (2), Maqueda (2), Raúl Entrerríos (3), Cañellas (3, 1p), Ugalde (6) y Aginagalde (2) --siete inicial--, Rodríguez (-), Alex Dujshebaev (1), Morros (-), Antonio García (3), Víctor Tomás (3), Valero Rivera (1), Juan Andreu (-), Gedeón Guardiola (1) y Sierra (ps). TUNEZ: Majed (p); Touati (2), Tej (3), Hmam (-), Gharbi (2), Hedoui (-) y Ben Salah (1) -siete inicial- Bannour (1), Alouini (3), Jallouz (-), Sanai (-), Mganem (1), Boughanmi (5), Hammed (1), Chouiref (1) y Maggaiz (ps). --PARCIALES: 3-0, 6-2, 9-4, 11-5, 15-7, 18-9 --descanso--, 20-10, 21-13, 23-15, 24-16, 27-17 y 28-20. --ARBITROS: Nachevski y Nikolov (MKD). Excluyeron por dos minutos a Guardiola, Rodríguez, Morros, Cañellas y Aginagalde por parte de España. Y a Touati, Hmam y Chouiref en Túnez. --PABELLON: Lusail Multipurpose Hall.    

  • 1