martes, 26 marzo 2019
17:45
, última actualización
Deportes

España busca la clasificación perfecta ante el Liechtenstein

Del Bosque sacará al campo un equipo de garantías que asegure el pase ante un rival modesto.

el 05 sep 2011 / 21:52 h.

Sergio Ramos firma autógrafos a los aficionados durante el entrenamiento.

La selección española busca sellar su pase a la Eurocopa 2012 de Polonia y Ucrania, donde defenderá título, con un triunfo ante la modesta Liechtenstein, rival al que siempre derrotó con facilidad, para protagonizar la clasificación perfecta con triunfos en todos los partidos de clasificación.

En Vaduz, ante Liechtenstein, España inició un camino exitoso hacia la defensa del título en 2012. Las derrotas y el exceso de confianza en partidos amistosos no se repitieron en los oficiales. La Roja no ha tenido rival en un grupo donde ha ganado los cinco partidos disputados. Ahora tiene en su mano obtener el pase de forma matemática ante el mismo rival con el que comenzó.

La "generación de oro" del fútbol español gana los títulos de más prestigio y accede a grandes competiciones por la puerta grande. Se aleja España del sufrimiento del pasado en fases de clasificación o en repescas donde se jugaba todo a una carta.

Del Bosque quiere firmar el pase a la próxima Eurocopa cuanto antes para dar paso en las próximas citas a algunas probaturas. Por eso alineará a un equipo de garantías en la primera vez en su historia que España juega un partido oficial en Logroño. Eso sí ha avanzado que realizará un cambio en cada demarcación.

Buscará la mejoría en una defensa que añora a los lesionados Carles Puyol y Gerard Piqué. Los errores ante Italia y Chile deben cortarse frente a un rival menor. Para ello situará a Sergio Busquets en el centro de la defensa. Andrés Iniesta, tras una nueva exhibición ante Chile, regresará al equipo titular. Y en punta disputarán ser el delantero centro Fernando Torres y Fernando Llorente. El último tiene el detalle emotivo de jugar en su tierra, La Rioja. Vivirá un día especial siendo titular o jugando unos minutos que seguro le concederá el seleccionador español.

El rival, Liechtenstein, llega rendido de antemano, con bajas importantes. Oehri con una lesión en un brazo y Erne de rodilla, más Polverino por problemas personales. Su seleccionador Hans-Peter Zaugg ha asegurado públicamente el mal estado del equipo y ha restado presión a unos jugadores de "otro nivel", cuyo objetivo es disfrutar del momento de enfrentarse a los campeones de Europa y del mundo.

Sus futbolistas están condicionados por las limitaciones de un país que ni siquiera dispone de liga profesional. Y es que su referencia sigue siendo a sus 35 años el veterano delantero Mario Frick, delantero del Grasshopper.

Su historial ante España no puede ser más negativo. Cinco enfrentamientos y siempre perdió. Las Gaunas, con sus gradas abarrotadas, esperan sellar la racha y buscan disfrutar de una goleada con sabor a Eurocopa.

  • 1