lunes, 22 abril 2019
11:48
, última actualización
Local

España condena la expulsión de Yáñez pero no exige disculpas

El eurodiputado admite que no descartaba verse con disidentes durante su visita.

el 05 ene 2010 / 20:18 h.

TAGS:

El eurodiputado Yáñez ofreció ayer una rueda de prensa en la sede del PSOE Andalucía.

El Gobierno ha condenado la expulsión del eurodiputado español Luis Yáñez de Cuba aunque sin demasiada contundencia. Es más, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, señaló ayer que las autoridades cubanas "se han equivocado" al expulsar a Yáñez -que tenía previsto una visita privada a la Habana junto a su mujer- pero aclaró que el "error" no afecta a la voluntad de España de deshielo.


Durante la presidencia europea, España quiere cambiar la política hacia la isla y avanzar en la negociación de un acuerdo negociado bilateralmente durante el primer semestre de 2010, en el que está al frente del Consejo de la UE. El embajador cubano en España, por su parte, se reafirmó en la postura del régimen castrista y dijo que el viaje de Yáñez "no era inocente".


Moratinos, en un encuentro en Madrid con corresponsales extranjeros, admitió que Yáñez "no es una persona muy apreciada por el régimen cubano" porque ha tenido "posiciones críticas". "Pero de ahí a expulsarlo...", cuestionó. El jefe de la diplomacia española quiso destacar que la UE y Cuba han "abierto un capítulo de diálogo e involucración" y consideró que es "normal" que este proceso "tenga altibajos" en un "momento de transición". No obstante, Moratinos remarcó asimismo que "el aislamiento, la confrontación y el bloqueo no han dado frutos en 50 años" y que "lo importante" es ayudar "a que el proceso de reforma de Cuba avance". Además, fuentes diplomáticas confirmaron que España mantiene su voluntad de intentar lograr el consenso de los 27 para alcanzar un marco bilateral de cooperación con Cuba que sustituya la Posición Común que rige la política comunitaria hacia la Isla desde 1996 y que condiciona las relaciones bilaterales a avances en democracia y derechos humanos. La última vez que Moratinos se refirió a este objetivo de la presidencia española de la UE fue el pasado 22 de diciembre en el Congreso de los Diputados, cuando insistió en que es un "error" que la Unión Europea mantenga su Posición Común sobre Cuba y confirmó que el Gobierno aprovechará su presidencia de turno de la Unión Europea para que se abra un "debate" sobre esta cuestión.


"una torpeza". Por su parte, Yáñez detalló ayer en Sevilla lo ocurrido en el aeropuerto de la La Habana y recalcó que su expulsión del país ha sido una "torpeza" del régimen cubano. Según relató, la visita que tenía pensado realizar era privada aunque no había descartado reunirne en la Isla con algunos disidentes cubanos. "No había llamado a nadie ni enviado ningún correo eléctrónico pero cómo ciudadano libre que soy tengo derecho a una vez allí verme con mis amigos", insistió Yáñez.


Las autoridades, según dijo, sí permitieron entrar al país a su esposa -la diputada del PSOE Carmen Hermosín- y que a él no le ofrecieron ningún tipo de explicación. "Usted no puede entrar en Cuba y será deportado en el siguiente vuelo", fue la respuesta de los policías. Tras dos horas en la zona de tránsito, fueron acompañados al interior de un avión de la compañía Iberia y "sólo una vez que estuve dentro" le devolvieron el pasaporte a él y a su mujer, aseguró el eurodiputado sevillano. Yáñez explicó que el secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, le trasladó ayer mismo las explicaciones del embajador de Cuba en España, Alejandro González Galiano, quien calificó el viaje de "no inocente", ante lo que Yáñez contestó que "no sabía que un viaje privado de descanso de un diputado del Parlamento Europeo pudiera afectar a la seguridad nacional y la defensa de la soberanía de Cuba".

Yáñez, que agradeció las muestras de apoyo recibidas tanto por parte del PSOE como del Gobierno español, mostró su respaldo a los esfuerzos del ministro Moratinos por abrir una nueva etapa de diálogo de la UE con Cuba, en la que espera que no influya este incidente.

Por ello, insistió en la necesidad de un nuevo marco de diálogo porque la Posición Común de 1996 "ha quedado obsoleta" y es necesario encontrar posiciones "comunes" que permitan una relación "estable con nuevas perspectivas de futuro".
Por último, Yáñez reconoció que durante la preparación del viaje pensó que podía vivir una situación cómo la que realmente vivió y que no espera "ninguna disculpa" del régimen castrista. "En mi teléfono no tengo ningún mensaje de ellos ni creo que lo vaya a tener", ironizó antes de responder a una cuestión sobre si volverá a la Isla: "En un futuro próximo, no". '

  • 1