Deportes

España debuta en el Europeo obsesionada con la portería

La selección española de balonmano tratará de debutar en hoy el Campeonato de Europa de Noruega con un triunfo sobre Hungría (19.15 h, Canal Plus), en un encuentro en el que la portería estará defendida casi seguro por José Manuel Sierra.

el 14 sep 2009 / 22:48 h.

La selección española de balonmano tratará de debutar en hoy el Campeonato de Europa de Noruega con un triunfo sobre Hungría (19.15 horas, Canal Plus), en un encuentro en el que la portería estará defendida con casi toda probabilidad por José Manuel Sierra ante las molestias que arrastra el teórico titular, José Javier Hombrados.

La portería se ha convertido en la máxima preocupación del equipo nacional, que tras perder el viernes por lesión a David Barrufet no podrá contar hoy al cien por cien con Hombrados, según admitió el meta del Ciudad Real. "En principio pienso que no voy a poder jugar de titular, o va a estar en mejores condiciones físicas Sierra, por lo que si podemos evitar mi participación, mucho mejor", señaló Hombrados.

El problema, sin embargo, no parece afectar al optimismo del seleccionador, Juan Carlos Pastor, que aseguró que el conjunto español debe sobreponerse a este tipo de vicisitudes, ya que como recalcó, "en la vida hay un solo camino; ir hacia adelante". En este sentido, Pastor confía plenamente en sus pupilos, a los que ve con el "hambre" necesaria para afrontar el siempre difícil debut en un gran campeonato. "Tenemos ganas de competir, de empezar a jugar. El equipo está metido, tiene hambre.

Los balones divididos tienen que ser nuestros, los rebotes nuestros, ese hambre de pelear por cada balón te da siempre muchos goles", afirmó Pastor, que no obstante advirtió de las dificultades para derrotar a Hungría, semifinalista en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y que busca en Noruega una plaza en los torneos clasificatorios para Pekín 2008.

"Es un partido clave porque es el primero, porque serían dos puntos importantísimos para la segunda fase y porque además serviría para coger confianza", añadió Pastor, que alertó del contragolpe magiar -"los dos extremos salen volados"- y de la capacidad de lanzamiento del barcelonista Laszlo Nagy, la máxima estrella húngara.

  • 1