Economía

España descarta rebajar el IVA a los servicios pactados por los Veintisiete

El Ecofín (Consejo de Ministros de Finanzas de la UE) llegó ayer a un acuerdo para permitir a todos los Estados miembros aplicar un IVA reducido a una lista de servicios, entre los que destacan los restaurantes y los cuidados a domicilio de niños, enfermos y ancianos.

el 15 sep 2009 / 23:49 h.

El Ecofín (Consejo de Ministros de Finanzas de la UE) llegó ayer a un acuerdo para permitir a todos los Estados miembros aplicar un IVA reducido a una lista de servicios, entre los que destacan los restaurantes y los cuidados a domicilio de niños, enfermos y ancianos. España, que cuenta con ese gravamen más bajo para algunos sectores, no lo aplicará a otros, según anunció Solbes.

De esta manera, los países que lo deseen podrán incentivar fiscalmente servicios intensivos en creación de empleo, como son los restaurantes, la construcción y reparación de viviendas, la peluquería, la atención domiciliaria, la reparación de bicicletas, calzado y vestido y la limpieza de cristales y viviendas.

Francia podrá, como exigía desde hace tiempo, aplicar un tipo más bajo a los restaurantes, mientras España, que ya tenía esa potestad para dichos establecimientos, peluquerías, construcción y albañilería -estos dos últimos, hasta finales de 2010, pero ahora se hacen permanentes- podrá extenderlo a los otros servicios citados.

No obstante, el vicepresidente segundo del Gobierno español, Pedro Solbes, dejó claro ayer que el acuerdo adoptado en Bruselas no conllevará ningún cambio en el sistema vigente en España. "A priori no pensamos modificar nada relacionado con el IVA, a no ser que por razones de política económica fuera necesario", recalcó el ministro.

El tipo estándar de IVA en España está en el 16%, con un tipo reducido del 7% y uno súper reducido del 4% que se aplica a alimentos de consumo básico. En toda la UE oscila entre el 15% que rige en Chipre, Luxemburgo y el Reino Unido (que lo ha rebajado para luchar contra la crisis) y el 25% en Dinamarca, aunque hay todo un mosaico de productos y servicios a los que se aplica un gravamen más bajo, en unos países sí y en otros no.

El acuerdo de ayer dará a todos los Estados miembros la opción de someter a una tributación más baja los mismos servicios, en los que no hay competencia transfronteriza y que requieren mucha mano de obra. Los ministros también pactaron extender a los audiolibros y los libros digitales la posibilidad de beneficiarse de un IVA reducido, lo que ya se permite para todos los libros tradicionales.

Con el acuerdo, se pone fin a una batalla que ha durado más de cinco años y en cuyo origen está la solicitud francesa para someter a los restaurantes a un IVA más bajo. La cuestión permaneció bloqueada, ya que, como todas las decisiones sobre fiscalidad, requería la unanimidad de los Veintisiete y un grupo de países liderado por Alemania se oponía a autorizar nuevas exenciones en un impuesto teóricamente común.

El comisario de Fiscalidad, Laszlo Kovacs, destacó que así se pone fin "a una situación muy injusta", ya que once de los veintisiete países de la UE contaban con un IVA reducido en el sector de la hostelería, mientras que otros "no habían tenido esa oportunidad".

  • 1