Local

España está anclada en niveles educativos de países más pobres

El PISA muestra una evolución en lectura, pero por debajo de la media de la OCDE

el 07 dic 2010 / 11:32 h.

TAGS:

Económicamente, España es la octava potencia mundial y se codea con EEUU, Japón, Alemania, China, Reino Unido, Francia e Italia. Educativamente, ocupa el puesto 33 de 65, junto a países como Grecia, Eslovenia, Letonia o República Checa. El perfil socioeconómico y cultural del país influye tanto en el rendimiento escolar de sus alumnos, que si los estudiantes españoles tuvieran el mismo estatus sociocultural que los alemanes, formarían parte del primer grupo de naciones notables en educación, en lugar de estar anclada desde hace diez años en el segundo.

El informe PISA 2009 fue presentado ayer simultáneamente en 65 países, en todos los que participaban de la evaluación comparativa de sistemas escolares. Una de sus conclusiones es que la microeconomía familiar es más determinante para el rendimiento educativo que la macroeconomía del país. Hay países que invierten mucho en educación y puntúan moderadamente en el PISA. Pero no hay familias que gasten mucho dinero en libros para sus hijos y que éstos muestren un nivel inferior.

España estuvo desde la primera convocatoria del famoso informe, en el 2000, que se centró en la comprensión lectora, igual que ahora. Por primera vez el PISA expone una evolución de los datos de rendimiento educativo de los países que participaron desde el principio. España puede compararse con el resto de países, pero también consigo misma a lo largo de diez años, viendo cómo su sistema educativo ha ido avanzando con menor o mayor acierto, según las áreas evaluadas.

Entre 2000 y 2009 el promedio de la OCDE en comprensión lectora ha caído 7 puntos, 9 el de Francia, 10 el de Canadá, 11 el de Finlandia y 12 el español. El informe concluye que los alumnos españoles en competencia lingüística mantienen una estabilidad parecida a la media de la OCDE. Por tramos, sin embargo, se advierte cómo el sistema escolar español da vandazos: cae 12 puntos de 2000 a 2003 y vuelve a descender otros 20 de 2003 a 2006. En este último informe, el nivel de lectura en España regresa a cotas de 2003, es decir, mejora 20 puntos, lo cual fue aplaudido ayer por el Ministerio de Educación. Pero las subidas y bajadas del sistema escolar nunca han superado la cota media de la OCDE. Los españoles siguen estando por debajo, en un nivel moderado.

El PISA mide el nivel de los alumnos en una escala del 1 al 6. En el 2000, el porcentaje de estudiantes con un nivel 1 en comprensión lectora fue del 16,3%, en 2003 del 21,1 %, en 2006 llegó al 25,7% y en este último informe ha retrocedido al 19,6% (2009). La OCDE considera "prioritario" para cualquier sistema escolar reducir este porcentaje de alumnos con un nivel tan bajo de lectura.

Ranking mundial. El sistema que usa la OCDE para comparar el rendimiento educativo de 67 países es complejo. Establece una cifra de referencia (500) y por encima de ella coloca a las naciones con sistemas más solventes y por debajo a las más deficientes. En comprensión lectora, el promedio de los 33 países de la OCDE es de 493. España lleva una década por debajo de ese límite. Ahora puntúa 481 y ocupa el puesto 33 de 65, en la órbita de países con un PIB más bajo que el español. En la cúspide se aferran Shanghai (556), Corea del Sur (539) y Finlandia (536), y por debajo de España está la mayoría de países latinoamericanos, de Oriente Próximo y de Europa del Este.De las 14 comunidades autónomas examinadas, sólo cuatro están por debajo de España: Andalucía, Murcia, Canarias y Baleares. Madrid y Castilla y León superan el promedio 500 y se equiparan a EEUU, Islandia y Noruega. Otras cinco regiones se colocan por encima de la OCDE: Cataluña, La Rioja, Navarra, Aragón, País Vasco y Asturias. En calificaciones globales, el 20% de los españoles suspende en las tres competencias -lectura, matemáticas y ciencias-, el 3% obtiene sobresaliente (frente al 8% de la OCDE).

  • 1