Economía

España estudia medidas contra Alemania por la ‘crisis del pepino’

Austria retira de la venta al público también tomates y berenjenas de nuestro país adquiridas en el Estado germano.

el 29 may 2011 / 19:36 h.

La crisis sanitaria y alimentaria que supuestamente han provocado unos pepinos andaluces sospechosos de estar infectados por la bacteria E. coli ha llevado a las autoridades de Austria a retirar del mercado otras hortalizas nacionales como el tomate y la berenjena, un día después de que Alemania decidiera cerrar la entrada a los productos hortofrutícolas procedentes de España . Esta situación ha llevado al Ejecutivo español a plantearse medidas contra Alemania por la gestión "irresponsable" del problema.

El caso es que aún se desconoce el momento en el que la bacteria apareció en la cadena de la partida de pepinos infectados. El Gobierno español reaccionó ayer a través del secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, quien cuestionó que la contaminación alimentaria en Alemania provenga de pepinos españoles. "Niego la mayor", aseguró Puxeu, quien criticó la gestión de las autoridades alemanas, que considera un "exceso de celo y nervios".

"La producción agroalimentaria española tiene unos niveles de exigencia sin parangón en el resto del mundo y los riesgos alimentarios que contemplamos son cero, ya que aplicamos el máximo rigor", subrayó. Así, apuntó que se plantea tomar medidas contra las autoridades alemanas, ya que el problema se ha gestionado con "un nivel de irresponsabilidad tremenda que lesiona los intereses en la producción agroalimentaria española en plena campaña". "Aun comprendiendo que pueda haber una alarma complicada de gestionar, no podemos aceptar que se hagan juicios de valor, se especule y se den por buenas versiones no contrastadas", insistió.

En concreto, en Austria se ha iniciado una operación para retirar de la venta al público pepinos, tomates y berenjenas de 33 tiendas que adquirieron productos a dos mayoristas de verduras alemanes, quienes a su vez habían comprado productos españoles en los que se encontró la bacteria E. coli Enterohemorrágica.

Por su lado, agricultores andaluces pidieron a la Junta "celeridad" para identificar "el origen" del lote de pepinos "sospechosos" de estar contaminados y criticaron a Alemania por una "falta de control" en cuanto al protocolo sanitario hortícola.

El secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores de Andalucía (UPA-A), Agustín Rodríguez, señaló que les preocupa que el país alemán "cierre las fronteras", ya que este hecho está teniendo "repercusiones muy serias en las exportaciones". No obstante, indicó que "lo prioritario es la seguridad de los consumidores", motivo por el que pidió "celeridad" para "evitar males mayores" a la población.

En este contexto, la consejera de Agricultura y Pesca de la Junta , Clara Aguilera, se reunirá hoy con representantes de organizaciones agrarias y afectados del sector hortofrutícola para analizar la situación en Almería.

A su vez, la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguilar, viaja hoy a Hungría para asistir a una reunión mañana de ministros del ramo de la Unión Europea. Aunque no está previsto en el orden del día tratar este asunto, fuentes del MARM avanzaron que Aguilar lo planteará.

Una infectada que no los comió

La atleta vallisoletana Elena Espeso permanece ingresada como consecuencia de la bacteria E. coli Enterohemorrágica en un hospital de Hamburgo (Alemania), donde acudió para disputar al pasado día 22 el maratón de esta ciudad.

Espeso explicó a Efe que le han diagnosticado mediante una analítica que padece esta bacteria y precisó que se encuentra "bien" y espera que en las próximas horas pueda regresar a España. "Me fui para tres días y ya llevo diez, estoy deseando volver para ver a mis dos hijos. Yo me encuentro bien, estoy con mi marido y él no ha sido afectado, aunque en el hospital hay más gente con esta bacteria que está mucho peor que yo", precisó.

"Me empecé a encontrar mal hacia el kilómetro 23 y ya muy mal en el 37, me pesaban mucho las piernas, pero quise acabar la carrera y llegué en cuarta posición; entré en meta con las piernas ensangrentadas porque esta bacteria provoca una diarrea con sangre", relató.

La atleta, tras conocer que en Austria han iniciado una operación para retirar de la venta al público partidas de pepinos, tomates y berenjenas, concretó que ella no ha había comido pepinos, aunque admitió que "sí" había ingerido tomates crudos.

 

  • 1