Local

España ganó por 3-1 a Estados Unidos

El triunfo de Ferrer permitió a España disputar el próximo mes de septiembre las semifinales frente Francia.

el 11 jul 2011 / 05:26 h.

TAGS:

El tenis español volvió a escribir otra página brillante en su trayectoria al vencer por 3-1 a Estados Unidos en la eliminatoria de cuartos de final de la Copa Davis, a pesar de llegar a Austin (Texas), sin el jugador número dos del mundo, el mallorquín Rafael Nadal.

La ausencia de Nadal sirvió de aliciente para que los jugadores seleccionados por el capitán del equipo español, Albert Costa, encabezados por el alicantino David Ferrer, elegido número uno, superasen por primera vez a Estados Unidos en su territorio, en pista rápida y ante los seguidores del ídolo local Andy Roddick.

La culminación de la victoria de España se dio en el cuarto partido de la eliminatoria que ganó Ferrer, sexto del mundo, al imponerse en cuatro sets por 7-5, 7-6 (7-3), 5-7, 7-6 (7-5) a Mardy Fish, octavo clasificado, después de cuatro horas y 11 minutos en la pista del Frank Erwin Center ante más de 17.000 espectadores.

Con la victoria de Ferrer ya no fue necesario que se jugase el quinto partido que iban a disputar los dos números dos de ambos equipos, el español Feliciano López y Roddick.

A pesar de la derrota, la asistencia en los tres días de competición fue de 48.807 espectadores, la segunda más grande que se ha dado en la historia de la Copa Davis, sólo superada por la que se registró en 1990 en la final del Grupo Mundial contra Australia, que se disputó en el Sun Coast Dome en St.Petersburg (Florida), con 50.962 espectadores.

El triunfo de Ferrer permitió a España disputar el próximo mes de septiembre las semifinales frente Francia, en lo que será la revancha del 5-0 que sufrió el año pasado en los cuartos cuando se enfrentaron en territorio galo.

Ferrer, que también había ganado el segundo punto en la primera jornada de individuales al vencer por 7-6 (11-9), 7-5 y 6-3 a Andy Roddick, numero dos de Estados Unidos, se convirtió en la gran figura del equipo español. "Ha sido algo muy especial conseguir la victoria de esta manera y por supuesto, el éxito ha sido de todo el equipo, que hizo una gran labor tanto los que jugamos como los que nos dieron su apoyo desde fuera", destacó Ferrer.

España consiguió empatar a 5-5 la serie de enfrentamientos contra Estados Unidos. Ambos equipos se han enfrentado en Estados Unidos en las eliminatorias de 1968 (Cleveland), 1991 (New Port), 2002 (Houston) y 2007 (Winston-Salem) y el equipo de las barras y las estrellas sigue sin poder remontar un parcial adverso de 0-2 desde 1934.

"Para nosotros la Copa Davis es algo muy especial y el haberlo ganado aquí, en Estados Unidos, te hace sentir muy bien", declaró Ferrer, que consiguió la cuarta victoria frente a Fish para empatar la serie entre ambos como profesionales.

El jugador español de 29 años, que fue el que tuvo siempre el control del partido, admitió que la victoria era todavía más valiosa, como sucedió en el 2008 ante Argentina cuando ganaron el título en Mar del Plata, también sin Nadal.

Por su parte, Albert Costa, que llegó al equipo español como capitán en el 2009, dijo sentirse orgulloso de la manera como los jugadores habían respondido al reto de superar de nuevo una eliminatoria muy difícil.

Ferrer comenzó bien el primer set ante Fish, para luego restar bien y crear problemas a Fish, al que se le notó mas nervioso que al jugador español. Con el 5-4 a favor del estadounidense, todo estaba listo para que pudiese sentenciar la manga, pero de nuevo surgió la clase, el pundonor y el espíritu de lucha de Ferrer para en el décimo juego en la tercera pelota de break que tenía logró romperle el servicio a Fish.

La acción de Ferrer dejó tocado a Fish que vio como el jugador alicantino conseguía fácil el 6-5 y luego sentenciaba la manga con la segunda rotura del saque al tenista estadounidense ante la frustración de los seguidores locales.

Como se esperaba, la presión iba a caer del lado del jugador que perdiese la primera manga y Fish la sintió para ir siempre a remolque de Ferrer, que acertó siempre en los tantos decisivos y fue el gran símbolo de otro triunfo histórico del tenis español.

  • 1