Deportes

España hace caja y ensaya su puesta a punto para Suráfrica

España dirimirá en Bakú ante la débil Azerbaiyán, la quinta peor selección de Europa, el único test previo a la Copa Confederaciones, que sirve para embolsarse a la Federación un millón de euros y a Vicente del Bosque para ensayar nuevos aspectos tácticos ante el cambio de planes por la baja de Iniesta.

el 16 sep 2009 / 03:59 h.

España dirimirá en Bakú ante la débil Azerbaiyán, la quinta peor selección de Europa, el único test previo a la Copa Confederaciones, que sirve para embolsarse a la Federación un millón de euros y a Vicente del Bosque para ensayar nuevos aspectos tácticos ante el cambio de planes por la baja de Iniesta.

Un solo partido y ante un rival de poca entidad fue el plan elegido por el cuerpo técnico de la roja camino de Suráfrica. Se ha desviado un poco el rumbo a cambio de un millón de euros que se embolsa la Federación Española por jugar en Bakú, donde el fútbol está varios escalones por debajo del resto de continente europeo, pero que a base de dinero se van modificando infraestructuras para ilusionarse con un futuro más alentador.

España comienza a superar la baja de dos hombres claves en la elaboración: Senna e Iniesta. Por la cabeza del seleccionador pasa la figura de Xabi Alonso en el mediocentro y varios candidatos asoman al enorme hueco que deja Iniesta. Cesc Fábregas, Santi Cazorla y hasta el último en llegar, Pablo Hernández, aspiran a la plaza de director de orquesta.

En competición, en la Copa Confederaciones, con Sergio Ramos recuperado, Del Bosque podrá dejar la banda derecha libre y apostar por Cesc. Ante Azerbaiyán será diferente por las molestias en el pubis del defensa andaluz y las características distintas que aporta su sustituto, Álvaro Arbeloa.

Por eso, el seleccionador piensa en modificar ligeramente el dibujo de su 4-4-2, jugar con rombo y dos extremos natos. No forzará a los tocados -Piqué, Ramos, Puyol y Silva-, ni a los jugadores más castigados de minutos en una cargada temporada. Por contra, jugadores como Cesc o Cazorla necesitan jugar.

  • 1