lunes, 25 marzo 2019
23:27
, última actualización
Deportes

España liquida a Serbia y consigue el oro

La Selección Española de baloncesto logró el oro en el Eurobasket  de Polonia después de arrollar (85-63) a la selección serbia  basándose en una gran defensa, en la rápida circulación de balón y en  la aportación anotadora de Juan Carlos Navarro, Rudy Fernández y Pau  Gasol.

el 21 sep 2009 / 09:09 h.

TAGS:

El pívot de Los Angeles Lakers, que comenzó el Europeo ofreciendo  muchas dudas después de su lesión en la mano tras tres meses de  inactividad, se echó el equipo encima desde los cuartos de final para  acabar anotando 18 puntos en la final convirtiéndose en el máximo  anotador, encestador y MVP del Eurobasket.
Tras seis platas (Ginebra 1935, Barcelona 1973, Nantes 1983, París  1999, Suecia 2003 y Madrid 2007) y dos bronces (Roma 1991 y Estambul  2001) el combinado nacional, dirigido por Sergio Scariolo, por fin  consiguió subir hasta lo más alto del escalón europeo ante una Serbia  que cuenta con nueve de los doce jugadores por debajo de los 23  años.
El partido fue la antítesis del primer enfrentamiento entre ambos  equipos en la jornada inaugural. Era España la que anotaba todo lo  que tiraba mientras que Serbia tenía que superar la 'muralla'  española para poder encestar.
Pau Gasol y Navarro comenzaron anotando para el conjunto de Sergio  Scariolo mientras que los balcánicos se mantenían vivos gracias al  acierto de Tripkovic, reciente fichaje del DKV Joventut, que terminó  el primer cuarto con ocho puntos en su haber.
Como todo conjunto de Scariolo, la principal virtud es la defensa  y así fue. Ricky Rubio apretó a Tepic y anuló a Teodosic, que venía  'enchufado' de anotar 32 puntos en el partido de semifinales frente a  Eslovenia, y no anotó su primera canasta hasta el borde del descanso  para acabar con cinco puntos.
Otro factor clave para el 'baño' fue el rebote (24 a 7 para  España) ya que los españoles no permitieron en la primera mitad  ningún rebote ofensivo de los serbios mientras que el combinado  nacional, liderados en esta faceta por Pau y por Felipe Reyes, se  apoderaron de los aros del pabellón de Katowice.
En el comienzo del segundo cuarto, España siguió con la misma  intensidad en defensa hasta cargarse con las cinco faltas personales  en apenas un minuto, pero Serbia tomó de su propia medicina y Pau  Gasol y Ricky Rubio se encargaron de agotar el 'bonus' de faltas  serbio lo que llevó a la Selección a despegarse en el marcador  (52-29).
La asfixiante defensa y la rápida circulación de balón con  continuos contraataque desesperaba al teécnico serbio, Ivkovic que  hizo un 'tachón' en su currículo ya que había ganado los tres  Eurobasket que había disputado (con la antigua Yugoslavia en 1989 y  1991 y en 1995 ya sólo como Yugoslavia) sin cosechar ninguna derrota  en su haber.
Con el partido prácticamente sentenciado, España salió a la cancha  algo dormida y, un parcial de 10-2 favorable a los serbio, bajó la  barrera del marcador de los 20 puntos de diferencia, pero un tiempo  muerto del seleccionador español volvió a poner las cosas en su sitio  con un parcial de 9-0 que acercaba cada vez más a la escuadra hispana  su objetivo llegando al final del tercer cuarto con 23 puntos de  ventaja (67-44).
Los jugadores del banquillo ya celebraban su victoria durante los  diez últimos minutos recordando la final perdida en Madrid ante Rusia  y, destacando la figura de Cabezas (7 puntos en el último cuarto), el  partido agonizó para Serbia que vio cómo se ampliaba cada vez más la  ventaja en su contra.

  • 1