Local

España niega "sanciones" en la UE tras las críticas de Alemania

El Ejecutivo aclara que sólo busca un sistema para cumplir los planes económicos.

el 11 ene 2010 / 21:15 h.

TAGS:

La presidencia española de la Unión Europea (UE) no ha hablado nunca a favor de imponer sanciones a los países que no cumplan los criterios de la futura estrategia económica comunitaria, según aseguraron ayer el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y la vicepresidenta primera del Gobierno de España, María Teresa Fernández de la Vega.

Moratinos, aclaró que España todavía no ha hecho una "propuesta formal" sobre la imposición de sanciones a aquellos países de la UE que incumplan los objetivos de la futura estrategia económica, aunque defendió la necesidad de cambiar el "método". Moratinos, en un desayuno informativo, respondió así a las críticas que hizo el domingo, el ministro alemán de Economía, Rainer Brüderle, en contra de medidas correctivas a los países miembros que no cumplan con los objetivos de crecimiento. "Estamos en el comienzo de la elaboración de propuestas y vamos a elaborar lo que serán los criterios y el nuevo método para avanzar en la gobernanza económica. No hay una propuesta formal, ni decisión al respecto", dijo Moratinos al ser preguntado sobre la idea de establecer medidas correctivas.

Este planteamiento fue sugerido por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado jueves en un encuentro con corresponsales extranjeros. Zapatero dejó entrever la conveniencia de que la nueva estrategia económica de la UE para esta década establezca objetivos vinculantes e incluya sanciones para los estados miembros que no cumplan los objetivos que se fijen. A la vista de las quejas de Alemania, Moratinos aseguró que Zapatero no dijo "en ningún momento que hubiera que acudir a mecanismos sancionadores", sino que "hay que cambiar el método, pero el método no significa sanciones". "Hay muchas formas de que se cumplan con las recomendaciones y se logren los objetivos fijados", explicó. Según el ministro, se está al comienzo del debate, que se iniciará formalmente en la cumbre extraordinaria que el presidente estable del Consejo Europeo, el belga Herman Van Rompuy, ha convocado el 11 de febrero. La previsión es que las bases de la llamada Estrategia 2020 se conozcan en la cumbre del mes de marzo y se apruebe definitivamente en la de junio.

De forma similar se expresó ayer la vicepresidenta primera del Gobierno tras reunirse con el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso. "En ningún momento hemos hablado de sanciones", afirmó Fernández de la Vega. Explicó que la nueva estrategia de crecimiento que la UE quiere poner en marcha durante la presidencia española, conocida como Europa 2020, requiere "mayores mecanismos de coordinación" a nivel comunitario. "Hablamos de responsabilidad, no de sanciones", insistió la vicepresidenta. De la Vega recordó que la Unión Europea ya ha mostrado ese mayor nivel de coordinación a la hora de acordar medidas contra la recesión y una nueva arquitectura de supervisión financiera, por lo que puede llegar también a acuerdos para la reforma de la economía y la capacidad de crecimiento. Ahora "es imprescindible abordar un nuevo modelo de gobernanza económica" y una nueva estrategia de crecimiento y empleo.

  • 1