Economía

España no cede y defiende que el salario vaya parejo al IPC

La UE busca lo contrario, vincularlo a la productividad, a propuesta de Alemania.

el 07 mar 2011 / 21:38 h.

La UE reclamó ayer que la evolución de los salarios se ligue a la productividad para contener la inflación, tal y como exige Alemania como parte del Pacto de Competitividad para prevenir futuras crisis de deuda.

Los Estados miembros deben adoptar medidas para que "los costes del trabajo evolucionen en función de la productividad de la mano de obra para contener la inflación en niveles poco elevados", avanzan unas conclusiones aprobadas por los ministros de Empleo de los 27.

Ello debe hacerse, puntualizan los ministros, "respetando el papel de los interlocutores sociales en la formación de los salarios". Las conclusiones no mencionan las cláusulas de indexación salarial, que la canciller Angela Merkel quiere que se supriman en la Eurozona.

Sin embargo, España mantiene una postura divergente. La secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, defendió que vincular la subida de los salarios a la inflación, en contra de lo que defiende Alemania, es "esencial" para mantener el poder adquisitivo de los trabajadores y "dinamizar el consumo".

Rodríguez reclamó además que se respete la negociación entre patronal y sindicatos como instrumento para fijar los salarios. "No es que seamos contrarios a la propuesta alemana. (...) Lo que está proponiendo en este momento Alemania está ya en nuestro sistema salarial", sostuvo la secretaria de Estado en declaraciones a la prensa a la entrada de la reunión de ministros de Empleo de la UE.

En este sentido, subrayó que en España hay "moderación salarial" y que patronal y sindicatos alcanzaron un acuerdo el año pasado para limitar las subidas entre el 1% y el 2% en 2011.

Un acuerdo que establece que "las subidas salariales en nuestro país tendrán una parte vinculada al crecimiento de la inflación, fundamentalmente para mantener el poder adquisitivo de los salarios". Pero también "que están vinculados a los incrementos de productividad".

"La vinculación de los salarios a la productividad o del incremento salarial a los elementos de inflación deben tratarse en el marco de la negociación colectiva de los distintos países europeos", insistió.

En este sentido, Rodríguez señaló que el Gobierno "no contempla un escenario diferente a que haya un acuerdo entre organizaciones sindicales y empresariales que modele la reforma de la negociación colectiva" antes del 19 de marzo. "Ése es el único escenario que en este momento contempla el Gobierno".

La UE recomienda además reducir los impuestos sobre el trabajo y sustituirlos por tasas medioambientales, facilitar los nuevos contratos con desgravaciones fiscales y que las prestaciones por desempleo se diseñen "de manera que trabajar resulte financieramente interesante". El Consejo de Empleo pide generalizar las "disposiciones contractuales flexibles y fiables" para luchar contra la temporalidad y facilitar la incorporación de los jóvenes y atacar la economía sumergida.

En materia de pensiones, la UE reitera que es necesario retrasar la edad de jubilación, acabar con las prejubilaciones, ligar los sistemas de pensiones a la esperanza de vida y vincular más la cuantía de las pensiones con las cotizaciones pagadas.

El comisario de Empleo y Asuntos Sociales, László Andor, aseguró que la reforma de las pensiones aprobada por el Gobierno español es "ambiciosa" y debe servir de "inspiración" a otros países de la UE.

Moody's hunde la nota a Grecia y reabre las dudas
La agencia de calificación crediticia Moody's ha rebajado en tres escalones la nota de solvencia de Grecia, hasta B1 desde Ba1, lo que implica una calidad "pobre" de la deuda helena, que ya se encuentra dentro del grado especulativo o bono basura.

Cuenta, además, con perspectiva negativa, por lo que no descarta nuevas rebajas del rating ante la incertidumbre sobre el plan de consolidación fiscal del país y las dificultades para cumplir los objetivos de ingresos previstos.

La agencia señala que, a pesar de los significativos progresos alcanzados por el Gobierno en materia de consolidación fiscal y reformas estructurales, aún se enfrenta a desafíos "muy importantes" en la aplicación continuada de las medidas necesarias para incrementar la recaudación y aumentar la eficiencia del ahorro.

Atenas consideró "completamente injustificada" e incomprensible la rebaja.

Por otra parte, Morgan Stanley alejó la situación española de la del resto de países periféricos, al que pronosticó un crecimiento del 1% para este año.

  • 1