Local

España organizará el próximo año una cumbre europea sobre género

La igualdad y la lucha contra la violencia de género serán las prioridades europeas en el primer semestre de 2010, cuando España asuma la presidencia de la Unión Europea (UE). Por ello, el Ejecutivo convocará una cumbre de ministros de Igualdad de la unión para marzo de 2010.

el 15 sep 2009 / 23:41 h.

TAGS:

La igualdad y la lucha contra la violencia de género serán las prioridades europeas en el primer semestre de 2010, cuando España asuma la presidencia de la Unión Europea (UE). Por ello, el Ejecutivo convocará una cumbre de ministros de Igualdad de la unión para marzo de 2010.

El anuncio lo realizó la vicepresidenta primera del Gobierno español, María Teresa Fernández de la Vega, en Monrovia (Liberia) donde inauguró el Coloquio Internacional sobre Empoderamiento de la Mujer, Desarrollo del Liderazgo, Paz y Seguridad Internacional, organizado por las presidentas de Liberia, Ellen Johnson-Sirleaf, y Finlandia, Tarja Halonen, en el que animó a las africanas a asumir el liderazgo.

Fernández de la Vega indicó que las mujeres "debemos aspirar a un orden internacional en el que dispongamos de instituciones que garanticen el buen gobierno económico, pero que también trabajen por el buen gobierno político y social, por el equilibrio medioambiental, por la justicia y, por supuesto, de manera fundamental por la igualdad", agregó Fernández de la Vega. "La situación de crisis mundial exige que entre todos -gobiernos, organismos, agentes sociales y ciudadanos- construyamos un nuevo marco para el funcionamiento de la que será la nueva sociedad global" y para ello "es imposible construir un nuevo mundo sin contar con las mujeres", la mitad de la población mundial, añadió.

Mientras tanto, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el acto institucional para celebrar el Día Internacional de la Mujer, lamentó la escasa presencia de las mujeres en los consejos de administración de las grandes empresas, y opinó que "cuanto más conservadores los sitios, menos mujeres". En 2007, la Ley de Igualdad estableció un plazo de ocho de años para que las empresas grandes incluyeran en sus consejos de administración una cifra de mujeres que permita alcanzar una presencia equilibrada de ambos sexos, por lo que no debe haber más del 60% ni menos del 40 por ciento de cada sexo. En la actualidad, el porcentaje roza el 7%. También rechazó el temor de algunos de que la difícil situación económica se cebe con las mujeres, algo que ha prometido no ocurrirá y prometió que no habrá "un paso atrás" en materia de igualdad.

Por su parte, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, en el mismo acto que el presidente del Ejecutivo, defendió a las abuelas, las madres, las hijas, las inmigrantes, las cuidadoras, las mujeres con discapacidad, las rurales, las heterosexuales y las lesbianas y recordó a los hombres "que han decidido acompañarlas".

Sin embargo, la portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, Soraya Sáenz de Santamaría, reclamó un "cambio de chip" en las políticas de Igualdad del Gobierno que permita alcanzar una "conciliación real entre hombres y mujeres.

Izquierda Unida fue más allá y exigió una serie de reformas para la consecución de la igualdad "real" entre hombres y mujeres, como un Pacto de Estado contra la violencia machista.

  • 1