Economía

España pedirá a Bruselas 80 millones por la crisis del pepino

Las hortalizas sufren en junio un abaratamiento de sus precios fruto de la alarma injustificada.

el 05 jul 2011 / 20:10 h.

TAGS:

Veinte platos componen el menú elaborado por la Escuela de Hosteleria La Cónsula de Málaga para apoyar a los productos andaluces.

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, cifró ayer en unos 80 millones de euros la cuantía que España demandará a Bruselas por el "impacto" de la crisis del pepino en el sector hortofrutícola español, durante la presentación del proyecto de ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria.

El pasado 27 de junio Aguilar cuantificó en 51 millones de euros la primera estimación de los daños, si bien señaló que quedaban aún cuestiones por evaluar antes de la cifra definitiva.

En cualquier caso, la ministra aseguró entonces que el consumo interno de las hortalizas españolas se estaba recuperando "a buena velocidad", ya que durante el último mes había aumentado un 9,9% el consumo de hortalizas en España.

Solo los productores hortofrutícolas de Almería -los más afectados junto a los malagueños- ya remitieron a la Junta de Andalucía una notificación donde los daños causados por la alarma sanitaria superan los 61,8 millones. Una parte de estas pérdidas se produjeron por el cierre de las fronteras rusas al producto nacional.

La propuesta de Bruselas, ratificada por la mayoría de los Estados miembros pero con el voto en contra de España, limitó a 210 millones de euros las ayudas para compensar a los agricultores el 50% de las pérdidas en el sector hortofrutícola a mediados de junio pasado. No obstante, los agricultores adscritos a organizaciones profesionales pueden solicitar otros mecanismos de ayuda a escala nacional y aumentar la cobertura de sus pérdidas hasta el 70%.

Los países tienen hasta el próximo día 22 para presentar a Bruselas las peticiones con los volúmenes estimados de pérdidas de sus productores.

EFECTO EN LOS PRECIOS. Los pimientos verdes, los tomates de ensalada y las judías verdes fueron los alimentos frescos que más se abarataron en junio respecto al mismo mes de 2010, con descensos que oscilaron entre el 11,5% y el 6,13%, según datos del Ministerio de Industria .

La crisis del pepino, que se inició el pasado 26 de mayo a raíz de las declaraciones de la senadora regional alemana Cornelia Prüfer-Storcks en las que achacaba el origen del brote infeccioso de la bacteria E.coli a los pepinos españoles, sí arrastró a otras hortalizas, que lideraron la caída de los precios de los alimentos frescos.

En concreto, los limones encabezaron el ranking de alimentos que más bajaron de precio en junio, con un descenso interanual del 12,97%, seguidos de los tomates (-12%) y las naranjas (-8,95%). Otros alimentos frescos que experimentaron descensos significativos fueron la pescadilla, cuyos precios se abarataron un 8,50%, y la anchoa o boquerón, con descensos del 8,30%.

En el lado opuesto, destacan las subidas de los plátanos de Canarias y de las patatas, que se encarecieron en el último año un 30% y un 8,66%, respectivamente.

  • 1