Local

España quiere que el Estado palestino sea admitido por la UE en 18 meses

El proceso de paz en Oriente Próximo está estancado desde más de hace un año.

el 21 feb 2010 / 20:13 h.

TAGS:

Varios soldados israelíes patrullan el casco antiguo de Hebrón (Cisjordania).
Los ministros de Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, y de Francia, Bernard Kouchner, promueven conjuntamente el reconocimiento de un hipotético Estado palestino dentro de 18 meses, aunque no están definidas sus fronteras con Israel, según confirmaron ayer fuentes diplomáticas israelíes.


Ambos representantes tienen la intención de escribir un artículo en defensa de esta idea para publicarlo en varios de los principales diarios europeos, precisó bajo condición de anonimato un alto responsable de la diplomacia israelí. España, como presidenta de turno de la Unión Europea, y Francia darían así un espaldarazo al plan presentado hace medio año por el primer ministro palestino, Salam Fayad, que consiste en sentar las bases económicas, legales y de seguridad para la declaración unilateral de creación de un Estado palestino en 2010.


El proceso de paz entre israelíes y palestinos se encuentra estancado desde la ofensiva israelí en Gaza de hace más de un año, que dejó unos 1.400 palestinos muertos, en su mayoría civiles. En las últimas semanas se especula tan sólo con la posibilidad de que las partes iniciasen un diálogo indirecto a través del enviado especial de EEUU para Oriente Medio, George Mitchell, en lo que supondrían las primeras conversaciones entre israelíes y palestinos que no son directas desde los Acuerdos de Oslo de 1993.


La iniciativa, desvelada ayer por el diario israelí Haaretz, fue esbozada por Kouchner en una entrevista publicada el sábado por el semanario francés Le journal du dimanche. En la entrevista, el ministro se mostró favorable a "la proclamación rápida de un Estado palestino y su reconocimiento inmediato por la comunidad internacional, antes incluso de la negociación de las fronteras".


"No estoy seguro de que me sigan los países europeos, ni siquiera de tener razón", dijo en vísperas de la visita a París del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, con quien cenó ayer y que hoy se reunirá con su homólogo francés, Nicolas Sarkozy.
La citada fuente diplomática israelí criticó la propuesta franco-española al considerar que "las soluciones rápidas o mágicas no sólo no resuelven los verdaderos problemas sino que hacen más difícil su solución, al fomentar la intransigencia y el rechazo". "La impaciencia no es un motivo valido para tomar iniciativas. Si el proceso de paz está estancado será porque encuentra dificultades fundamentales y, por tanto, no se pueden ignorar los problemas de fondo", agregó.


Por su parte, la presencia en Bruselas del ministro israelí de Exteriores, Avigdor Liberman, y la idea de reconocer un Estado palestino antes de que defina sus fronteras con Israel centrarán hoy el Consejo de Ministros de Exteriores de la UE. Liberman se reunirá con varios titulares comunitarios y con la alta representante de la UE, Catherine Ashton, justo cuando el uso de pasaportes de cuatro países comunitarios en el asesinato en Dubai del dirigente de Hamás Mahmoud al Mabhuh -supuestamente a manos del Mosad israelí- ha enturbiado las relaciones entre Israel y Europa.


Mientras tanto, cinco civiles palestinos resultaron heridos ayer por disparos de tanques israelíes cuando recogían piedras en el noroeste de Gaza, según informaron fuentes médicas palestinas. Los tanques, situados junto a la barrera que separa Gaza de Israel, lanzaron tres proyectiles contra el grupo de jóvenes, que habían ido a cavar en busca de gravilla cerca de la ciudad de Beit Lahiya, según fuentes de la seguridad palestina.


En los últimos meses algunos ciudadanos palestinos han comenzado a ir a zonas abiertas, principalmente a colonias israelíes evacuadas en el año 2005, a buscar piedras pequeñas para compensar la falta de materiales de construcción en la franja de Gaza originada por el bloqueo israelí, que prohibe su entrada a la franja.

  • 1