miércoles, 14 noviembre 2018
19:00
, última actualización
Local

España, R. Unido y otros 10 países europeos instan a adoptar medidas comunes para crecer y crear empleo

el 20 feb 2012 / 16:58 h.

TAGS:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el primer ministro  británico, David Cameron, el italiano Mario Monti y los dirigentes de  otros nueve Estados miembros han escrito una carta en la que instan  al resto de socios a adoptar medidas comunes en favor del crecimiento  y el empleo en la próxima cumbre de la UE que se celebrará el 1 y 2  de marzo.

La carta la suscriben también Países Bajos, Suecia, Finlandia,  Estonia, Letonia, República Checa, Eslovaquia, Irlanda, Polonia y va  dirigida a los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y  la Comisión, José Manuel Durao Barroso. Entre los firmantes no están  sin embargo ni el presidente francés, Nicolas Sarkozy, ni la  canciller alemana, Angela Merkel.

Los 10 líderes alertan de que las economías europeas atraviesan un  "momento peligroso" en el que "el crecimiento se ha estancado, el  paro está aumentando y los ciudadanos y las empresas se enfrentan a  las condiciones más duras de los últimos años". Mientras que el resto  de economías del mundo están saliendo de la crisis, las turbulencias  financieras y la deuda "hace que la senda de la recuperación en  Europa sea mucho más difícil de escalar".

"La crisis que estamos viviendo es también una crisis de  crecimiento", resaltan los firmante de la misiva.

"Los esfuerzos que cada uno de nosotros estamos adoptando para  poner nuestros presupuestos nacionales en una base sostenible son  esenciales. Sin ellos, no podremos sentar los cimientos para una  recuperación económica sólida y duradera. Pero también se necesitan  medidas para modernizar nuestras economías, aumentar la  competitividad y corregir los desequilibrios macroeconómicos",  reclaman los 10 líderes.

"Debemos restaurar la confianza entre los ciudadanos, las empresas  y los mercados financieros, en la capacidad de Europa de crecer  sólidamente y sosteniblemente en el futuro y de mantener su cuota de  prosperidad global", prosigue la misiva.

Los líderes proponen que en el Consejo Europeo de primavera se  fijen "ocho claras prioridades para impulsar el crecimiento":  reforzar el mercado interior y liberalizar el sector servicios; crear  un mercado único digital en 2015; completar el mercado energético  único en 2014; impulsar la investigación, el desarrollo y la  innovación; concluir acuerdos de liberalización comercial con EEUU y  los países emergentes; reducir la burocracia; flexibilizar los  mercados laborales y estabilizar el sector financiero.

"Las garantías implícitas de rescatar siempre a los bancos, que  distorsionan el mercado interior, deben reducirse. Los bancos, y no  los contribuyentes, deben ser los responsables de asumir los costes  de los riesgos que toman", afirma la misiva.

"Con medidas valientes y eficaces y fuerte determinación política  podemos recuperar el dinamismo de Europa y situar de nuevo a nuestras  economías en la senda de la recuperación", insisten los líderes  europeos.

  • 1