Deportes

España recupera jugadores pero sigue falta de puntería

Villa ya chuta a puerta con normalidad, aunque la selección sigue falta de puntería. Sergio García subió el ritmo de trabajo en la tercera sesión mejorado del edema que sufre en el sóleo de su pierna derecha. Los jugadores ya se han vacunado contra la garrapata austríaca, muy frecuente en este mes, aunque Luis no lo hizo.

el 15 sep 2009 / 06:04 h.

David Villa, delantero internacional español del Valencia, ya chuta a puerta con normalidad una vez superada la lesión que sufrió en la previa del último amistoso, en Santander ante Estados Unidos, cuando una entrada de Carlos Puyol le produjo un edema en el cuádriceps derecho.

Villa protagonizó la noticia del entrenamiento matinal del segundo día de concentración en Austria pero en la tercera sesión fue ya uno más. El delantero del Valencia, que tenía en vilo a Luis Aragonés para el estreno ante Rusia, ya está al máximo de sus posibilidades. En el entrenamiento matinal, bajo una fina capa de lluvia, completó todo el trabajo y acabó probándose con disparos a puerta, teniendo buenas sensaciones.

No están dejando en cambio tan buen sabor de boca los minutos de 'fusilamiento' a Iker Casillas, Pepe Reina y Andrés Palop. Como pasó en el tercer día de trabajo, Dani Güiza es el ejemplo que habla en nombre del grupo. El máximo goleador liguero tiene la pólvora mojada en el húmedo clima austríaco. Tras numerosos intentos marcó su primer tanto en un entrenamiento. Y tuvo que ser desde el punto de penalti. Lo celebró demostrando que necesitaba quitarse un peso de encima.

Poca puntería tuvieron los jugadores de campo españoles, en un ejercicio en el que debían trasladar el balón, tocando al primer toque, y acabar con un disparo desde la frontal. Pocos hicieron gol.

Por otra parte, el delantero Sergio García subió el ritmo de trabajo con 40 minutos de entrenamiento a un ritmo más intenso en su proceso de recuperación, mejorado del edema que sufre en el sóleo de su pierna derecha. Sergio García volvió a ejercitarse en el terreno de juego adjunto al que lo hacían el resto de internacionales españoles que el martes debutan en la Eurocopa.

Sin miedo a la garrapata . Dos días en Neustift han sido suficientes para desterrar el miedo a la garrapata austríaca, ese arácnido que se alimenta de sangre y cuya picadura puede ocasionar la enfermedad de Lyme y originar trastornos en el sistema nervioso, por lo que la UEFA había aconsejado vacunarse a todos los visitantes de la Eurocopa.

Los hombres de Luis, el cuerpo técnico de la selección, no se dejó amedrentar por la garrapata, muy frecuente en las zonas boscosas de Austria en el mes de junio.

Luis no se vacunó contra ella, como tampoco su preparador físico Jesús Paredes. Los dos, junto a Armando Ufarte, encabezan un cuerpo técnico experimentado y dispuesto a despedirse de la selección, que abandonarán una vez que concluya la competición el próximo 30 de junio, con un título que sería histórico, pues se consiguió sólo una vez y hace 44 años.

Luis Aragonés comanda un equipo de siete personas encargadas de todos los aspectos relacionados con la preparación de los jugadores y de estudiar a los rivales.

La estancia . El Milderer Hof, el hotel de concentración de la selección española en Austria, es todo un lujo para los hombres de Luis Aragonés, que podrán disfrutar de las comodidades de sus instalaciones, así como recrearse con el imponente paisaje que les rodea en el valle Stubai.

El establecimiento, de cuatro estrellas, está a unos mil metros sobre el nivel del mar en Neustift Stubaital. Está dotado de aguas termales, sauna y un pequeño gimnasio, que ha sido ampliado para atender las necesidades deportivas de los futbolistas.

A unos cuatro kilómetros se encuentran los dos campos de entrenamiento, donde España se ejercitó ayer por tercer día consecutivo, desde que el pasado jueves aterrizase en Innsbruck. El hotel se encuentra a unos 20 minutos por carretera del Tivoli Stadion de Innsbruck, donde la selección jugará sus dos primeros partidos, el 10 de junio contra Rusia y el 14 contra Suecia.

Tiene 64 habitaciones dedicadas a los jugadores y al cuerpo técnico. Cada jugador ocupa de forma individual una, aunque la más grande está destinada al capitán, Iker Casillas.

  • 1