Deportes

España redondea su actuación en el Mundial con dos platas

Sergio Sánchez en 3.000 y Natalia Rodríguez en 1.500 pusieron el broche a la actuación de España en el Mundial en pista cubierta con dos medallas de plata. Luis Alberto Marco fue último en la final de 800.

el 14 mar 2010 / 20:53 h.

Natalia Rodríguez celebra su plata.
Natalia Rodríguez y Sergio Sánchez alcanzaron la cima de sus carreras con sendas medallas de plata que redondean una gran actuación española en los Mundiales de Doha, después de la medalla del mismo metal que obtuvo el sábado la saltadora de altura Ruth Beitia.
Dos años después de conseguir en Valencia una sola presea, y de bronce, un equipo español más reducido que nunca (14 atletas) recuperó el orgullo en el Aspire Dome de Doha, donde Natalia encontró alivio a su desgracia de Berlín con su primera medalla internacional. Siete meses después de ser desposeída del título mundial de 1.500 al aire libre por derribar a la etíope Gelete Burka, a la que ayer derrotó, Natalia pisó su primer podio internacional. La victoria fue para otra etíope, Kalkidamn Gezahegne, con 4:08.14, pero la española derrotó a su "espinita" en un furioso esprint.

El trauma de Berlín había llenado de ansiedad a la tarraconense, que necesitaba una medalla. La keniana Irene Jelagat, recalificada tras caerse en su serie, marcó el ritmo en el primer 500. Natalia iba retrasada en el grupo pero progresó cuando las dos etíopes tomaron el mando a tres vueltas del final. A 400 metros de la meta, la española se puso cuarta y al entrar en última vuelta ganó la cuerda, perdió dos puestos antes de la curva pero batió a todas menos a Gezahegne en la recta final de meta.

Poco después, Sergio Sánchez dio a España la tercera medalla al llegar segundo en 3.000 metros por detrás del estadounidense Bernard Lagat, mientras que Jesús España redondeó el éxito español con el sexto puesto. Lagat marcó un tiempo de 7:37.97, Sánchez hizo 7:39.55 y el podio lo completó el keniano Sammy Mutahi (7:39.80). El etíope Tariku Bekele, cuarto, perdió el título que ganó en Valencia a pesar de provocar el corte a tres vueltas del final, tras el que Sergio quedó tercero, en tierra de nadie, pero en una rabiosa reacción alcanzó la medalla de plata.

El sudanés Abubaker Kaki revalidó su título mundial de 800 metros con un tiempo de 1:46.23 y el sevillano Luis Alberto Marco, subcampeón de Europa, no pudo escapar del último puesto, con 1:48.99. Marco se había clasificado sin problemas para la final, ganando su serie sin ser atacado por sus rivales pero se sentía "muy cansado".

Felipe Vivancos tuvo una salida traumática del Mundial pues fue descalificado en semifinales de 60 metros vallas. Salió de tacos en 61 milésimas y el límite está en cien. Por tercera vez en una semifinal en grandes campeonatos fue inducido a error, según explicó por el alemán Alexander John. "Se ha movido y me han echado por él, pero tampoco es excusa. Había que aguantar hasta el disparo", declaró.

Digna Luz Murillo, debutante con la selección española en un torneo oficial, cerró su participación con un notable cuarto puesto en la tercera semifinal de 60 metros lisos y una marca de 7.33 cercana a sus expectativas.

FIASCO DE ISINBAYEVA. El cubano Dayron Robles consiguió su primer título mundial en la jornada de clausura de los Mundiales en pista cubierta, que registró un nuevo fracaso de la rusa Yelena Isinbayeva, fuera de un podio que coronó a la brasileña Fabiana Murer, y el único récord mundial, a cargo del francés Teddy Tamgho en su último intento en triple salto (17,90).

El sorpresón estuvo en la pértiga femenina. Murer logró el oro con una marca de 5,80 aprovechando un nuevo fracaso de Isinbayeva, que se quedó fuera del podio al ser incapaz de superar los 4,75 metros. Es su segundo fiasco consecutivo en siete meses, después de quedar fuera de la final del Mundial al aire libre.

  • 1