Economía

'España se beneficiará del plan de rescate de EEUU sin que nos cueste nada'

"Le deseamos lo mejor a EEUU y le debemos estar agradecidos". En consonancia con el mensaje repetido desde Europa, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, aplaudió el plan de rescate anunciado por el Gobierno de EEUU.

el 15 sep 2009 / 15:46 h.

Clara Campos / Carmen Rengel

"Le deseamos lo mejor a EEUU y le debemos estar agradecidos". En consonancia con el mensaje repetido desde Europa, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, aplaudió ayer el plan de rescate anunciado por el Gobierno de EEUU valorado en 700.000 millones de dólares (medio billón de euros), pero, como él mismo se encargó de matizar, desde una perspectiva de "solidaridad interesada".

Tras su intervención en el almuerzo-coloquio organizado por El Correo de Andalucía y patrocinado por Iberdrola, Fernández Ordóñez, analizó la situación que vive el otro lado del Atlántico, para asumir que, inevitablemente, todo lo que ocurra allí tiene su repercusión en Europa.

Por ese motivo, se congratuló por la salida en auxilio del sistema financiero por el que el Ejecutivo estadounidense se hará con todos los activos tóxicos. "Les deseo éxito y debemos estar agradecidos porque el dinero de los contribuyentes americanos ayudará a la mejora de la situación española".

Y es que, "si con esta solución inmediantamente fluye el crédito" -muy restringido desde el estallido de la crisis de liquidez-, entonces, "nos vamos a aprovechar de ello", precisó.

Así, insistió en lanzar un mensaje de tranquilidad, porque el sistema español no se verá en la misma tesitura que el norteamericano. "Ni ha generado activos dudosos como los de los bancos norteamericanos ni ha invertido en esos activos como ha sucedido en el caso de muchos bancos europeos. Se ha encargado de prestar a familias y a empresas y no a hacer inversiones exóticas".

No obstante, y aunque el sistema español tampoco se ha podido mantener al margen, sus efectos no tendrán nada que ver con un hipotético "contagio" de las turbulencias originadas en EEUU, sino que están más relacionados con la "paralización de los mercados financieros globales".

Especial mención hizo el gobernador del Banco de España al nuevo escenario que abre la actual coyuntura a las entidades financieras. Y es que, para ellas -y con un auditorio repleto de directivos de cajas de ahorros y entidades andaluzas- vaticinó un descenso del crédito y, por tanto, de su negocio, fruto de la actual etapa de ajuste.

Una nueva realidad a la que deberán adaptarse ¿Pero cómo? Pues reduciendo costes, llegando a las reestructuraciones, en caso de que fuera necesario. Aunque citó la posibilidad de las fusiones entre entidades como "una forma de obtener reducción de costes, a base de sumar sinergias", no tiene por qué ser la salida.

Y es que el proceso de saneamiento iniciado en las empresas y las familias supondrá una moderación del crédito, a sumar a la fase de ajuste inmobiliario y la desaceleración, que ya se reflejan -apuntó- en el aumento de la morosidad, que se encuentra "aún lejos de alcanzar niveles alarmantes", apostilló.

"El Banco de España no debe decir qué se debe hacer, pero sí avisar porque los márgenes van a bajar y la actividad se va a reducir". Queda por delante, pues, una situación "complicada" y retos "difíciles" que asumir, si bien la base es "sólida".

  • 1