Economía

"España tiene que sacudirse la pena negra que la debilita"

Critica que se compare con los países rescatados y se adelanten problemas que "hoy no tenemos".

el 16 jun 2011 / 19:56 h.

recibe un obsequio del director de El Correo de Andalucía como recuerdo por su participación en el foro.

Magdalena Álvarez utilizó el símil del "cristal" para explicar que la "economía es muy delicada y se empaña con facilidad". Como andaluza y española, desde su actual responsabilidad como vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI), se indigna cuando alguien quiere meter a España, en cuanto a su situación económica, en el mismo saco que países que han tenido que ser rescatados por Bruselas como Islandia, Grecia y Portugal.

Pero ayer riñó sobre todo a los propios españoles por "esa especie de pena negra" que les hace tirarse piedras sobre su propio tejado "adelantando problemas que no tenemos" y que no tienen por qué llegar.

"Hay otros que están peores y les preguntas qué tal y te dicen que fenomenal. Hay quien adelanta los problemas y otros que, teniéndolos, los disimulan para no agravarlos", destacó la exconsejera andaluza de Economía y exministra de Fomento, durante el coloquio posterior a su intervención y a preguntas de los asistentes sobre la evolución de la economía española y las posibilidades de seguir los pasos de Portugal, Grecia e Irlanda.

Como presume de que "nunca" va a "mentir a nadie", reconoció no poder asegurar que España esté totalmente fuera de peligro "como no puedo asegurar que ahora mismo yo lo esté de que me caiga una teja en la cabeza". Pero sí fue contundente: No está en la situación que algunos "la quieren poner", "claro" que tiene que trabajar duro y que hay circunstancias difíciles "mundialmente" y sí es preciso "ser precavidos". "¿Si hacemos las cosas bien estamos en riesgo? No", concluyó. Por lo que llamó a trabajar todos juntos en vez de adelantar acontecimientos que no tienen por qué darse. "Debilita la posición de nuestro país y nuestras empresas".

COMPARACIONES. Álvarez se mostró moderadamente optimista al asegurar que ya hay indicadores económicos que revelan la existencia de "brotes verdes", pero también reconoció que no crecen con suficiente intensidad como para crear empleo, que es la principal preocupación, y también que el ritmo de crecimiento varía de unos países a otros.

"Los españoles nos ponemos nerviosos cuando vemos que los alemanes ya están creciendo, pero no somos comparables, nunca lo hemos sido, Alemania es un país convergente y España es un país en proceso de convergencia, tendríamos que compararnos con países que partan de una situación económica parecida", indicó.

Desde su cargo en el Banco Europeo de Inversiones, advirtió de que cada país de la UE tiene un perfil "tan distinto que comparándonos nos hacemos un flaco favor". No quiso valorar las críticas institucionales al cierre del grifo de la banca ni juzgar las medidas de ajuste del Gobierno español, especialmente las inversiones paralizadas. "Hay que tomar decisiones para garantizar la solvencia, lo otro sería suicidarnos".

Carmen Romero
Falta gente del sur en órganos financieros

La eurodiputada socialista Carmen Romero conoció a Magdalena Álvarez en el Parlamento Europeo, donde "ha dejado huella" en todas las comisiones y debates en los que participó, largas reuniones que a Álvarez le ponían de los nervios "porque dice que es una mujer de gestión" a la que le gusta poco hablar y mucho tomar decisiones. Romero destacó la importancia de su presencia en el BEI, ya que "hay pocas personalidades del sur en las instituciones financieras".

A su juicio, ésta es "la década del sur", al que los alemanes consideran "el patio trasero de Europa" y tras años de dominio alemán y francés en el Banco Central Europeo, en breve habrá un presidente italiano. "También es el turno de que haya españoles en instituciones financieras importantes y Magdalena Álvarez esta bien colocada", auguró.

  • 1