Economía

España vigila a los ricos por fuga fiscal en Liechtenstein

El escándalo de supuesto fraude fiscal y evasión de impuestos a través de entidades financieras de Liechtenstein salpica a España, después de que se detectara recientemente en Alemania. La Agencia Tributaria investiga ahora a españoles con cuentas en el país.

el 15 sep 2009 / 00:46 h.

El escándalo de supuesto fraude fiscal y evasión de impuestos a través de entidades financieras de Liechtenstein salpica a España, después de que se detectara recientemente en Alemania. La Agencia Tributaria investiga ahora a españoles con cuentas en el país.

La Agencia Tributaria está analizando información sobre ciudadanos españoles incluidos en las listas de cuentas y depósitos bancarios de Liechtenstein usados presuntamente para la evasión y el fraude fiscal.

Hacienda indicó ayer que una vez analizada la información, se abrirán, si procede, las correspondientes actuaciones inspectoras o se remitirán los expedientes a los órganos judiciales en el supuesto de posible comisión de delitos fiscales.

Las administraciones tributarias de España, Australia, Canadá, Francia, Italia, Nueva Zelanda, Suecia, el Reino Unido y Estados Unidos, entre otros, están trabajando de manera coordinada tras descubrirse cuentas y depósitos bancarios en Liechtenstein con el propósito de evadir el pago de impuestos.

Según la Agencia Tributaria, investigaciones como ésta confirman las conclusiones del Foro de Administración Tributaria de la OCDE de establecer los estándares de transparencia e intercambio efectivo de información respecto a las operaciones realizadas con paraísos fiscales.

El supuesto fraude, descubierto en Alemania, llevó a que ayer mismo la Fiscalía de Bochum recibiera, hasta el momento, 91 confesiones de personas que evadieron impuestos al Estado alemán a través de bancos y fundaciones de Liechtenstein, y otros 72 individuos decidieron autodenunciarse acogiéndose a esta figura jurídica que contempla Alemania para evitar la cárcel, según informó ayer la revista Der Spiegel.

La Fiscalía mantiene en secreto las identidades de los defraudadores, entre los que se podrían encontrar empresarios, deportistas y artistas populares. Por el momento, los confesos han devuelto al Fisco unos 27,8 millones, mientras se esperan pagos millonarios por parte de los autoinculpados. El primer balance de los investigadores cifra en 200 millones la cantidad desviada en forma de donaciones hacia Liechtenstein, cuya devolución crece diariamente. Los evasores de impuestos se encuentran repartidos por las principales áreas metropolitanas de Alemania.

  • 1