Local

España vuelve al punto de mira por las dudas sobre Portugal y Grecia

El Tesoro paga hasta un 38% más para salvar la última subasta de letras y la prima de riesgo supera los 230 puntos básicos

el 18 abr 2011 / 19:27 h.

TAGS:

Un hombre pasea frente a un negocio cerrado de Lisboa, donde ayer negociaban el rescate a Portugal.

La de ayer no fue una jornada de buenas noticias para la economía española. Después de aguantar el tipo frente a los mercados internacionales durante semanas a pesar de acontecimientos como la petición de rescate por parte de Portugal, se sucedieron noticias negativas para la estabilidad nacional, que vuelven a poner en el punto de mira la capacidad del país para evitar el contagio.

El día comenzó con la subasta del Tesoro, quien tuvo que pagar un 38% más por las letras a 18 meses y el 30% más por las de 12 meses ante la falta de demanda por títulos españoles. La rentabilidad de las letras a año y medio pasó del 2,4% al 3,4% y, las de un año, del 2,1% al 2,8%. Así, se colocaron 4.659 millones, rozando el mínimo previsto.

De este modo, el aumento de las dudas sobre Grecia y de una eventual reestructuración de su deuda, así como las incertidumbres sobre el rescate a Portugal pesaron más en el ánimo de los inversores que los sucesivos reconocimientos a las medidas de ajuste del Gobierno, del FMI, la OCDE o Bruselas.

Mañana se enfrenta a otro examen, ya que el Tesoro emitirá obligaciones a diez años con un cupón 5,50% y realizará una subasta adicional de obligaciones con un cupón del 4,80% y con vencimiento a 31 de enero del año 2024. En el caso de las obligaciones a diez años, la última emisión se celebró el pasado 17 de marzo y se saldó con una colocación de 3.218,93 millones a un tipo de interés más reducido.

Con esta subida de los intereses que los inversores exigen para entrar en los bonos españoles, la prima de riesgo, que es el diferencial entre su rentabilidad y la de sus homólogos alemanes, se disparó. Así, escalaba hasta los 231 puntos básicos, con una rentabilidad del 5,562%, entre los rumores de reestructuración de la deuda griega y tras rebajar Standard & Poor's la perspectiva de rating de EEUU. Esta rentabilidad llegó a alcanzar el 5,596% en su cotización diaria, el mayor interés desde octubre de 1999. En plazos de vencimiento más breves, el rendimiento de los bonos a cinco años alcanzaba en los mercados secundarios el 4,806%, mientras el interés de la deuda a tres años escalaba al 4,177%.

En el caso de Portugal, el diferencial de los bonos lusos respecto al bund subía a 606 puntos básicos, con un rendimiento del 9,282%, mientras que la deuda irlandesa registraba un spread (diferencial entre el precio de venta y el precio de compra de un valor) de 646 puntos y una rentabilidad del 9,710%.

Por su parte, el diferencial de los bonos griegos a diez años respecto a la deuda alemana con idéntico vencimiento escalaba hasta 1.146,2 puntos básicos, con una rentabilidad récord del 14,620%, por los incesantes rumores sobre la reestructuración de la deuda del país heleno.

De hecho, el rendimiento de los bonos griegos a cinco años alcanzaba el 19,230%, mientras que el interés de la deuda de Grecia con vencimiento a tres años se disparaba al 20,508%.

Esta situación arrastró a las bolsas. El parqué madrileño cayó un 2,02%, el mayor descenso desde el 16 de marzo, que situó al Íbex 35 en la cota de los 10.344,9 puntos. Los mayores recortes fueron para Sacyr Vallehermoso (-5,51%), Gamesa (-4,09%), Ferrovial (-3,12%), Acciona (-3,11%) y Mapfre (-3,01%). BBVA, por su parte, cedió un 2,9%, por delante de Banco Popular (-2,76%), Bankinter (-2,69%), Banco Santander (-2,6%) y Banco Sabadell (-1,34%). Repsol YPF retrocedió un 2,44% y Telefónica, un 1,16%. En el lado positivo sólo se situó Ebro Foods, con un avance del 0,21%.

Aunque estuvo toda la sesión en negativo, el selectivo contuvo el descenso en el entorno del 1,5% hasta la apertura de Wall Street. El mercado norteamericano abrió con caídas después de que Standard & Poor's revisara a la baja la perspectiva de la nota AAA de la deuda de EEUU, que pasa a ser "negativa" desde "estable".

Los números rojos del parqué de Nueva York contribuyeron a pronunciar las caídas de todos los indicadores europeos, que cerraron con caídas superiores al 2%, en medio de las noticias sobre la necesidad de que Grecia reestructure su deuda y la caída del euro. En concreto, París y Lisboa se dejaron un 2,35%, Fráncfort, un 2,11% y Londres, un 2,10%.

La ultraderecha finlandesa se opone al rescate luso

El líder del partido de extrema derecha Verdaderos Finlandeses (PS), Timo Soini, advirtió ayer de que, si finalmente entran a formar parte de la coalición de gobierno, introducirán cambios en la postura de Finlandia ante la UE y, en concreto, en su actitud ante los rescates financieros, como el que se prepara para Portugal. "Creo que, si estamos en el Gobierno, la postura no puede ser exactamente la misma que la del anterior", afirmó Soini en declaraciones a la televisión pública finlandesa, YLE. El PS ha pasado de tener 5 a tener 39 diputados tras las elecciones legislativas del domingo y se convierte así en la tercera fuerza política del país. Durante la campaña, los ultraderechistas han atacado a la moneda única y los rescates financieros a países como Grecia, Irlanda o Portugal. Mientras tanto, los representantes de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) estaban ayer en Lisboa para concretar los términos del rescate financiero a Portugal. Se trata del tercer rescate de un país del euro, tras los efectuados en Grecia e Irlanda, que se estima ascenderá a 80.000 millones de euros.

 

  • 1