Local

España, ya era hora

Los maleficios no son eternos. Casi un siglo iba a cumplirse sin ganar en partido de competición oficial a Italia. Campeones del mundo aparte, reconociendo sus cualidades y sus afanes competitivos.

el 15 sep 2009 / 06:48 h.

Los maleficios no son eternos. Casi un siglo iba a cumplirse sin ganar en partido de competición oficial a Italia. Campeones del mundo aparte, reconociendo sus cualidades y sus afanes competitivos, ha habido muchas veces en el que la fortuna y los desaciertos arbitrales jugaron a favor de los transalpinos. Ya era hora de que España, que fue mucho mejor en el partido, ganara a Italia. Nos costó sangre, sudor y lágrimas derramadas tras prórroga y lanzamientos desde el punto de penalti para saltar de una vez para siempre los cuartos de final y plantarnos en las semifinales del jueves contra Rusia.

Mejores.Fuimos mejores en el partido. Sin ser claramente superiores en el juego en el primer tiempo, dispusimos mejor del balón, defendimos bien a Luca Toni y nos faltó profundidad y remate. Después la superioridad fue total, dirigidos por un genial Senna y escoltado por Silva, con una defensa sensacional y con Casillas apareciendo la única vez que Italia pudo marcar por medio de Camoranesi. Nos faltó serenidad en las múltiples llegadas ante la portería de Buffón. Y hasta la suerte que tuvo Francia en aquella final de París con el gol de Platini a Luis Arconada en el 84. Una jugada idéntica en un tiro de Senna. Se le escurrió a Buffón pero hasta el poste apareció para ser nuestro enemigo.

Por fin. Vino el descuento y España era la única capaz de ganar. Los italianos se confiaron a los penaltis y a su Gigi Buffón pero los nuestros acertaron. Sólo falló Güiza, pero Iker Casillas detuvo dos lanzamientos y nos llevó a esa esperada semifinal del jueves ante la Rusia de Guus Hiddink y Arshavin. La historia nos lo debía y ya era de que España estuviera en el lugar que por su fútbol le corresponde en esta Eurocopa.

  • 1