Deportes

Espanyol-Betis: un día para invertir tendencias

Los verdiblancos, atascados desde hace un mes, visitan a un rival en su mejor momento de la temporada.

el 16 feb 2013 / 20:41 h.

Nono, con Amaya y Campbell de fondo, este sábado en el aeropuerto.
Después de residir en los puestos europeos de la Liga durante dieciséis jornadas consecutivas y ser desahuciado de ellos no por un banco sino por una mala racha de cuatro partidos sin ganar, el Betis estrena hoy la condición de equipo normal en el estadio de Cornellá-El Prat, donde le espera un Espanyol cuya curva es tan ascendente como descendente es la del conjunto verdiblanco. Si Pepe Mel y los suyos llevan dos puntos de doce posibles, Javier Aguirre y sus jugadores suman cinco jornadas impecables, con trece puntos sobre quince. En esta coyuntura tan problemática, ante un enemigo tan enrachado, el Betis tratará de invertir las tendencias y volver a celebrar un triunfo para adentrarse de nuevo en ese sueño llamado Europa.

Cientos de béticos, como ocurre siempre que el Betis va a Cataluña, recibieron ayer en Tarrasa a Mel y los diecinueve futbolistas que se llevó al partido contra el Espanyol. Hoy habrá miles en el feudo perico. El punto de partida, por tanto, es prometedor, aunque también hay inconvenientes que nada tienen que ver con el ambiente y sí con el capítulo estrictamente deportivo. Y aquí, una semana más, es obligatorio hablar de las ausencias. Mel pierde a Cañas por una posible contractura en el cuádriceps de la pierna izquierda y continúa sin contar con Rubén Castro, Pozuelo y Salva Sevilla. Hoy, al menos, recupera a Álex Martínez después de unos dos meses sin su concurso por los problemas de pubis y vuelve a convocar a Álvaro Vadillo, que se perdió la cita contra el Valladolid por una gripe de ultimísima hora.

Con estos condicionantes, existe la posibilidad de que Mel repita un once titular por primera vez en toda la temporada. Sabido es que al míster madrileño le gustan estas estadísticas tan inhabituales y se antoja extraño que no introduzca ningún cambio, pero a priori no le sobran opciones. Nono, Rubén Pérez y Beñat sostuvieron al equipo el lunes y la defensa sacó muy buena nota, así que la única variación previsible es la entrada de Juan Carlos por Pabón, pero el extremo aún no está fino físicamente. Cualquier otra apuesta sería revolucionaria y el Betis, como dice su técnico, conserva una buena línea de juego. Otra cosa es el gol y los tres partidos que acumula ya sin ver portería. Así es imposible invertir nada.

  • 1