lunes, 17 diciembre 2018
06:44
, última actualización
Toros

Espartaco: “Me veo reflejado en Juan Solís; me recuerda a mis comienzos”

El veterano maestro y el joven novillero de Villamanrique de la Condesa abrieron el programa de actos preparado para conmemorar el centenario del nacimiento del diestro Pascual Márquez.

el 22 oct 2014 / 21:47 h.

TAGS:

El maestro y el aprendiz tuvieron dos espectadores de excepción: Paco Ojeda y José Manuel Soto. / Toromedia El maestro y el aprendiz tuvieron dos espectadores de excepción: Paco Ojeda y José Manuel Soto. / Toromedia

Ayer mismo se cumplía el centenario del nacimiento de Pascual Márquez en Villamanrique de la Condesa y una tertulia entre el veterano diestro Juan Antonio Ruiz Espartaco y el joven valor local Juan Solís El Manriqueño, –bajo el título de El maestro y la promesa– sirvió para iniciar el programa de actos preparado. La charla fue prologado de una ofrenda floral en la escultura que recuerda la memoria del infortunado y arrojado diestro manriqueño.

Espartaco fue el encargado de abrir fuego evocando la figura del valiente matador, trágicamente fallecido después de una gravísima cornada sufrida en Madrid: “Estamos aquí por Pascual Márquez y es importante y bonito que un pueblo recuerde a uno de sus grandes hombres, que dejó la vida por el toro. Los toreros agradecemos de corazón estos detalles”, precisó. El maestro de Espartinas rememoró sus propios inicios a través del joven novillero: «Veo su cara de bondad, de inocencia e ilusión y me recuerda a mis comienzos.. Es duro dejar tu juventud por el camino, pero si alcanzas el objetivo tienes toda la compensación del mundo».

El Manriqueño agradeció el consejo al maestro y se mostró dispuesto a realizar ese esfuerzo. «Estoy preparado para vivir para el toro, que es muy celoso y egoísta y te lo pide todo», explicó el joven novillero, que en 2013 resultó triunfador del ciclo de promoción de Sevilla. Solís recordó este triunfo con satisfacción pero aseguró que «con eso no vale, hay que seguir».

La afirmación del novillero llevó a Espartaco a hablar de la dureza del camino: «Los chavales de ahora tienen un mérito muy grande porque matan verdaderas corridas de toros y hoy en día no se les perdona nada, tienen que estar perfectos y así es muy difícil». Pero había otros nexos que vinculaban al maestro con el aprendiz. El Manriqueño aludió a su aprendizaje junto a Espartaco padre. «Esa etapa me marcó mucho y me hizo madurar», aseguró el novillero recordando que ahora entrena bajo el consejo de José Luis Parada.

El matador recogió el testigo del novillero haciendo mención a la importancia que tuvo su padre en su eclosión como figura. En su reciente reaparición en Palos de la Frontera, el viejo Espartaco volvió a juzgarle severamente: «Juan, has estado bien, pero en tu época le habrías cortado el rabo a los cinco». El diestro de Espartinas analizó esa reaparición y expuso sus conclusiones: «Después de Palos tengo menos ganas de volver. Cuando eres joven se te olvida el riesgo. Ahora tienes que vencer los miedos y responder a las preguntas que te haces cuando te ves ahí delante del toro», explicó.

La conferencia tuvo un espectador de excepción en la figura de Paco Ojeda, para quien el presentador, el periodista José Enrique Moreno, tuvo un reconocimiento especial y Espartaco palabras de rendida admiración: «Paco es único. Lo que él le hace al toro no se lo he visto hacer a nadie. Para mí es uno de los más importantes de la historia». Los actos programados continúan hoy con una exhibición de toreo de salón dirigida por El Cid con la colaboración de Eduardo Dávila Miura y el Club de Aficionados Prácticos.

  • 1