Local

Espectacular persecución en la Macarena

Una decena de vehículos de la Policía Local, entre patrulleros y motoristas, protagonizaron ayer martes una espectacular persecución por la zona de Macarena Tres Huertas

el 15 sep 2009 / 04:23 h.

TAGS:

Una decena de vehículos de la Policía Local, entre patrulleros y motoristas, protagonizaron ayer una espectacular persecución por la zona de Macarena Tres Huertas, que comenzó cuando los agentes tuvieron noticia de que se habían cometido varios tirones. El supuesto ladrón trató de escapar de la Policía huyendo por varias calles del barrio, llegando a atravesar algunas en sentido contrario, hasta que fue interceptado por los coches patrulla y detenido, no sin antes tratar de arrollar a dos agentes provocándoles contusiones. En el momento de su arresto se le incautaron también lo que parecían numerosas dosis de sustancias estupefacientes, que la Policía tendrá que analizar ahora.

La persecución comenzó en torno a las seis de la tarde cuando la Policía Local tuvo conocimiento de que se habían cometido varios tirones a lo largo de la tarde. Los testigos hablaban de un varón que iba a bordo de un turismo, un Opel Corsa, por lo que todas las unidades de la zona se pusieron en alerta y lograron dar el alto al hombre en la calle Jabugo. Pero el sospechoso trató de escapar a toda velocidad, por lo que se inició una persecución durante la cual el conductor del turismo no dudó en coger varias calles en sentido contrario, a pesar de ser estrechas, y acabó tratando de arrollar a dos agentes, a los que causó heridas leves. En la persecución terminaron participando cinco o seis coches patrulla y otras tantas motos de la Policía Local, según indicaron testigos presenciales. Algunos vecinos llegaron a decir que habían escuchado disparos, lo que fuentes municipales desmintieron con rotundidad.

Dosis de droga. El hombre pudo ser detenido en la calle Avicena y se le incautaron varias dosis de droga, según los testigos. La Policía Local no pudo confirmarlo ni facilitar su identidad al no haber finalizado aún los atestados.

  • 1