Local

Espejos deformados

Regresar a Andalucía, sintonizar la televisión autonómica: llorar. Los contenidos que ofrece Canal Sur 2 se salvan -ahí está el enorme y milagroso El público lee-, pero la programación del Canal Sur original...

el 15 sep 2009 / 20:22 h.

Regresar a Andalucía, sintonizar la televisión autonómica: llorar. Los contenidos que ofrece Canal Sur 2 se salvan -ahí está el enorme y milagroso El público lee-, pero la programación del Canal Sur original, aquél que en dos meses cumplirá veinte años desde su primera emisión, invita a elevar una queja para que no se defina más como la nuestra.

Manuel Ángel Vázquez Medel, que en mayo dimitió como presidente del Consejo Audiovisual Andaluz, aseguraba la semana pasada a un medio cordobés que veía "muy poco Canal Sur", "porque no corresponde con mi idea de lo que debe ser una radiotelevisión pública que dé la imagen que a mí me gustaría que diera de Andalucía". La Andalucía de Canal Sur no es la de Picasso y Machado, la de Juan Ramón Jiménez y Séneca, sino una tierra de jarana, pandereta, bata de cola y chiste ofensivo, lejos de la armonía entre diversión y formación que debería impulsar una cadena pública. Porque Canal Sur aboga por el populismo, desprecia a sus telespectadores: no es posible que semejante elección de contenidos se decida con respeto.

Hoy mismo nos permiten disfrutar -por partida doble: tras el almuerzo y de madrugada- de un magazine con María del Monte, cuyos números cómicos protagonizan las mofas de otros canales, no precisamente por su perspicaz contenido; por la noche, Juan y Medio y los niños que cuentan chistes y formulan preguntas comprometidas, y horas antes un Operación triunfo con coplas. Anoche, para bajar el menú navideño, otro programa de humor presentado por la hermana de un torero; y ayer, hoy y siempre, la avalancha de telenovelas, con Latinoamérica a la altura del betún. La nuestra la respaldan los impuestos andaluces, pero su realidad no es ésa a la que se enfrenta la región. Cruzamos Despeñaperros y nos golpean los tópicos: si queremos que nos tomen en serio, no toleremos que aquí mismo se burlen de nosotros de una forma tan cutre, retratados igual que en las mansiones de espejos deformados de la feria.

  • 1