Cultura

Espeluznante cogida del subalterno de Cayetano

Curro Díaz, El Fandi y Cayetano se repartieron nueve orejas en la triunfal tercera corrida de la feria de San Agustín de Linares, en un festejo marcado en lo negativo por la dramática cogida del banderillero Ángel Luis Prados, hecho por el cual los tres toreros decidieron abandonar el coso a pie, informa Mundotoro.com

el 15 sep 2009 / 10:57 h.

LAZA DE TOROS DE LINARES

Ganado: Se lidiaron cuatro toros de Zalduendo, de juego manejable aunque flojo. Un sobrero (primero) de Núñez del Cuvillo y otro (sexto) de Torrehandilla.

Toreros: Curro Díaz, dos orejas tras aviso y dos orejas.

El Fandi, dos orejas y saludos.

Cayetano, oreja y dos orejas.

Incidencias: Casi lleno.

Curro Díaz, El Fandi y Cayetano se repartieron nueve orejas en la triunfal tercera corrida de la feria de San Agustín de Linares, en un festejo marcado en lo negativo por la dramática cogida del banderillero Ángel Luis Prados, hecho por el cual los tres toreros decidieron abandonar el coso a pie, informa Mundotoro.com.

Prados, de la cuadrilla de Cayetano, resultó volteado de manera dramática por el sexto de la tarde, un sobrero de Torrehandilla que prendió al banderillero cuando trataba de sujetar al toro para que saltasen los picadores al ruedo. El de Torrehandilla se metió por dentro y volteó de forma espeluznante al banderillero, que quedó tendido de manera inerte en el ruedo, siendo trasladado de urgencia a la enfermería. Las primeras informaciones en la puerta de la enfermería hablaban de una cornada extensa y grave en el muslo derecho. El asesor de la plaza aseguró a Burladero.com que la cornada ha afectado a la vena safena. El banderillero fue trasladado al Hospital de Linares.

El triunfador numérico del festejo fue Curro Díaz tras cortar un total de cuatro orejas en una tarde en la que se ha visto arropado en todo momento por una plaza entregada al torero de la tierra. El linarense cortó los dos primeros trofeos del sobrero de Cuvillo que abrió plaza, un animal repetidor y de buena condición con el que Curro se mostró muy estético siempre en una faena de pocas apreturas en la que destacaron pases de pecho y trincherillas de gran enjundia. También desorejó al cuarto, un animal justo de pujanza y con tendencia a salir con la cara alta pero al que Curro le dejó siempre la muleta en la cara en una labor vibrante aderezada de nuevo con preciosos adornos.

Tres orejas paseó Cayetano de un lote de toros de muy distinta condición. Con su primero, con el que destacó en un buen quite a la verónica, instrumentó una faena templada en la que destacó el torerísimo comienzo por alto a pies juntos y alguna tanda por el pitón derecho antes de que el toro, muy soso, se apagara definitivamente.

Dos importantísimas orejas obtuvo del sobrero de Jandilla que hizo sexto, un animal peligroso, orientado y muy mirón que cogió al banderillero Angel Luis Prados dramáticamente mientras trataba de cerrarlo con el capote y con el que el madrileño se destapó en una faena de muleta de tremendo mérito en la que aguantó parones y arreones de un astado que tras verse podido se rajó, yéndose a los terrenos de chiqueros. La faena, vivida con emoción sobrecogedora por los tendidos, fue rematada por una efectiva estocada.

Por su parte, El Fandi cortó las dos orejas de su primero, un toro muy manejable y justo de raza con el que el granadino se mostró solvente en una faena vistosa rematada con adornos de cara a la galería y una estocada caída pero efectiva. Con el quinto, un toro manso y que se le coló en varias ocasiones lo intentó pero la faena tuvo poca historia.

  • 1