jueves, 13 diciembre 2018
16:42
, última actualización
Deportes

Esperando a Reyes

El utrerano se prueba esta mañana y podría entrar en la convocatoria. El Sevilla ha ganado siete partidos y empatado uno con él en el campo en Liga.

el 07 feb 2015 / 09:16 h.

SEVILLA - SABADELL portadaEsta mañana se puede producir una buena noticia, al fin, para Unai Emery después de un mes de enero donde se ha ganado más que perdido, pero en el que ha ido perdiendo a demasiadas piezas de su equipo. Uno de esos puntales de la plantilla que tuvieron que parar por problemas físicos era José Antonio Reyes, el verdadero referente del Sevilla en los últimos dos meses. El utrerano apenas tiene molestias de la lesión (miosfacial del isquio) que se produjo en el campo del Espanyol, en aquella triste ida de los cuartos de final de la Copa del Rey. En el entrenamiento (10.30) que hoy ha programado Unai, está previsto que el utrerano se entrene con el resto de sus compañeros. Dependiendo de sus sensaciones, el entrenador incluso podría incluirlo en la convocatoria. Sería una buena noticia tras una semana negra por la derrota en el Bernabéu y la grave lesión de Beto. Reyes, al que le restan pocos meses de contrato con el club nervionense y se está negociando para llegar a un acuerdo que satisfaga a las dos partes, vive sus mejores momentos como jugador sevillista desde su vuelta. Su momento actual es comparable al del pasado curso, también con Emery en el banquillo (uno de sus baluartes), donde fue esencial en varias rondas europeas. No obstante, la salida de Rakitic en verano le ha dado aún más protagonismo al fútbol creativo y de asociación del genio de la cantera. El zurdo ha cogido el testigo de la responsabilidad en el juego y su sola presencia en el césped ayuda a los compañeros a buscar una referencia. Es el líder y el amigo al que todos buscan. Y hay un dato estadístico que habla bien a las claras del rendimiento de Reyes con el Sevilla en Liga. De los ocho partidos que ha jugado, el equipo ha vencido en siete de ellos y ha empatado uno, el jugado en casa ante el Eibar. Importante fue su presencia desde que entrase desde el banquillo ante el Granada en el Sánchez-Pizjuán. Revolucionó el encuentro y el Sevilla goleó al equipo nazarí. Desde ahí disputó cinco jornadas consecutivas como titular, ayudando en la enorme racha del mes de enero del equipo. A todo esto, el día que más se le echó en falta fue en la vuelta copera ante el Espanyol, ya que este Sevilla adolece de más jugadores como Reyes, capaces de ver el pase entre el bosque de piernas que planteó el conjunto catalán en Nervión. Reyes ya está de vuelta. Si no entra en el duelo ante el Getafe, si Unai considera que debe reservarlo o puede correr algún riesgo, para el partido ante el Córdoba del 14 de febrero estará más que preparado. Y después llegará la Europa League, competición donde el Sevilla deposita ahora las ilusiones de alcanzar una final. El calendario no da una tregua y Emery espera ir recuperando efectivos para la causa. Con la llegada de Reyes se arreglaría un poco el caos por las bandas que tiene en este momento el preparador vasco, puesto que sólo cuenta con Deulofeu para esas demarcaciones. Diogo, Denis o Aspas podrían hacer esa labor, aunque no son jugadores específicos de banda. Lo que es innegociable es la presencia de tres centrocampistas. Banega entrará en el equipo. Dependiendo de qué pieza sustituya, el Sevilla será más o menos ofensivo.

  • 1