miércoles, 20 marzo 2019
10:20
, última actualización
Economía

Espinosa descarta que haya abuso comercial en los precios alimentarios

Las protestas de los agricultores por la fuerte subida de los precios en destino es una constante en los últimos meses. Sin embargo, Elena Espinosa defendió ayer que no hay "abusos" en este sentido y que sólo hubo "distorsiones puntuales". Foto: José Manuel Cabello.

el 15 sep 2009 / 21:45 h.

Las protestas de los agricultores por la fuerte subida de los precios en destino es una constante en los últimos meses. Sin embargo, Elena Espinosa defendió ayer que no hay "abusos" en este sentido y que sólo hubo "distorsiones puntuales" el pasado año con dos o tres productos concretos.

No entiende las quejas. La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, aseguró ayer que el Observatorio de Precios Origen-Destino de los Alimentos no está apreciando "abusos" en los 34 productos que actualmente analiza. En declaraciones a RNE, Espinosa lamentó que "muchas veces" se realice un análisis "simplista" sobre las diferencias de los precios que perciben los agricultores y los que pagan los consumidores, al escoger un producto y afirmar que "en destino se paga el 200%, 300% o el 400% más" que en origen.

Así, incidió en el "recorrido" de los productos alimentarios por los distintos eslabones de la cadena y puso como ejemplo que una fruta, después de ser recolectada y antes de llegar al consumidor, pasa por procesos de clasificación, controles de calidad y servicios de transporte y almacenaje, entre otros. "De los productos que estamos analizando, estamos viendo que no hay abusos en esos pequeños eslabones", recalcó la titular del ramo, quien apuntó que el Observatorio está estudiando ampliar el número de alimentos a los que hacer seguimiento, como el aceite de oliva, cuya inclusión ha sido solicitada por varias comunidades autónomas.

En cualquier caso, recordó que hace un año se detectaron "distorsiones puntuales" en los precios de dos o tres productos, lo que fue notificado a la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) para que pudiese "esclarecer los hechos".

De otro lado, la ministra consideró "difícil" hacer una previsión del presente año agrario, puesto que la agricultura es una actividad a la que "le afecta mucho cualquier condición meteorológica adversa", pero valoró como buena noticia que las reservas de agua se encuentren en niveles "bastante buenos".

Tras recordar que el año pasado se produjo un incremento "muy importante" de todos los inputs (gastos necesarios para que un producto salga a la calle) que se utilizan en la agricultura vinculados al petróleo, como el gasóleo agrícola, los plásticos y los fertilizantes, afirmó que "afortunadamente" están empezando a abaratarse.

"Con la bajada del precio del petróleo, se está produciendo un primer descenso de los fertilizantes, que ya están en un 30% menos que hace unos meses, y esperemos que esta situación puede estar estabilizada, de la misma forma que puede estar estabilizado el precio de plásticos y carburantes", agregó.

  • 1