Local

Espléndido y conservador programa de ¿crisis?

el 18 may 2012 / 20:38 h.

TAGS:

No incurriremos en la boutade de afirmar que la crisis le está sentando bien al Teatro de la Maestranza y a la Sinfónica de Sevilla. Pero no cabe duda de que nadie, hace bien poco, podía imaginar que los responsables del coliseo (Remedios Navarro administrando la alcancía y Pedro Halffter cocinando la programación) iban a poder presentar, con el visto bueno de las administraciones (las mismas que han asestado un sinfín de tajos a su presupuesto), una temporada 2012-2013 tan espléndidamente bien planteada como la que ayer dieron a conocer y en la que, además -toma bravata- su dotación económica ha subido en unos cuantos euros verbigracia del tímido auge de los patrocinadores, algo que irá a más si es que Gobierno se decide un día de estos a dar luz verde a esa ansiada Ley de Mecenazgo que la cultura española necesita como el comer.

Continúa la Tetralogía wagneriana, se propone un título lírico más y la Sinfónica de Sevilla, lejos de bajar el nivel invita a batutas y solistas de prestigio, añadiendo además la novedad de contar con un artista residente de la valía del teclista Javier Perianes. ¿Crisis? Leída así parece que ni la huelen. Evidentemente no es así, y el milagro -porque presentar un programa así en el contexto actual no merece otro calificativo- no tiene nada de paranormal, si no que obedece al trabajo eficaz de cada uno de los empleados del Maestranza y al respaldo unánime que, con más o menos dotación, cada administración, sea del color político que sea, continúa dando. Se podrá criticar que el programa es conservador: Lo es, la creación musical de nuestro tiempo sigue prácticamente ausente, también se persiste en obviar las nuevas dramaturgias escénicas en favor de montajes aseados que no dan para debates. Nos seguiremos quedando con las dos primeras temporadas que Halffter ideó, pero esta que tenemos por delante no puede por menos que, sobre el papel, ser aplaudida con fuerza y vitoreada con bravos.

  • 1