martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

Esta Copa dará mucho que hablar

Esta doble eliminatoria de Copa (Betis-Mallorca y Sevilla-Valencia) que hoy empieza a quedar definida va a dar mucho que hablar, ya sea en el aspecto positivo como en el negativo.

el 15 sep 2009 / 21:49 h.

Esta doble eliminatoria de Copa (Betis-Mallorca y Sevilla-Valencia) que hoy empieza a quedar definida va a dar mucho que hablar, ya sea en el aspecto positivo como en el negativo. Si nos ponemos en lo mejor podemos asistir a un hito histórico, que no se ha producido en los más de cien años de esta competición, cuya primera final se jugó en 1902: los dos equipos sevillanos clasificados a la misma vez para semifinales. Para ello el Betis debe superar el 1-0 adverso que trae de Mallorca y el Sevilla hacer lo propio con el Valencia, que le ganó 3-2 en la ida. Betis y Sevilla son los únicos que perdieron en los partidos de ida (los otros dos acabaron en empate sin goles), así que a priori son los que lo tienen más difícil, pero ambos juegan en casa y se juegan mucho en el envite, por lo que no hay que descartar en absoluto una doble remontada. En ese caso, la RFEF debería plantearse una hipotética final Sevilla-Betis que le obligaría a cambiar la sede de Valencia ya elegida y trasladarla a La Cartuja.

El peor escenario. El peor de los escenarios posible contemplaría la eliminación de los dos, toda una sorpresa porque ambos eran favoritos en sus respectivos emparejamientos. Para Chaparro supondría prácticamente el finiquito y para Jiménez, la pérdida del escaso crédito que le queda entre la mayoría de la afición, que aún no ha digerido los fiascos sufridos por el técnico de Arahal en las eliminatorias a doble partido ante Sampdoria (UEFA), Fenerbahçe (Champions) o el mismísimo FC Barcelona (Copa) y que emborronan una trayectoria que en la Liga raya el sobresaliente. De todos modos, si caen los dos a la vez, los efectos serían menos diabólicos que si sólo es uno el eliminado.

Las Copas del Sevilla. El Sevilla ha ganado 6 de las 14 semifinales de Copa de España que ha jugado y luego fue campeón en cuatro ocasiones, la última en la final de 2007 ante el Getafe. Tras estar cerca de 50 años sin ganar un título, logró cinco copas en apenas quince meses (de mayo de 2006 a agosto de 2007) y ahora parece una obligación levantar una cada año. Como en el pasado 2008 no se hizo, la única oportunidad que hay en el presente 2009 es en esta Copa del Rey, pues el Barça no da opción alguna en la Liga. n Exigencia sevilista. Para los de Jiménez es casi una exigencia superar esta semifinal anticipada con el Valencia, al que se dejó vivo en Mestalla por dos tremendos errores de concentración en el tramo final. La mera posibilidad de verse fuera de las semifinales y con el eterno rival jugándose el pase a la final con Barça o Espanyol (que todo puede ser) aterra entre buena parte del sevillismo, expectante por lo que ocurra a partir de hoy en el Ruiz de Lopera y, especialmente mañana en el Ramón Sánchez Pizjuán, donde todo será más plácido si es el Betis el que palma ante el Mallorca y no al revés. Pocos dudan que si el Sevilla elimina al Valencia estará en la final de Copa, por lo que su temporada iría camino de la matrícula de honor.

Las críticas a Chaparro. A Chaparro le molesta que pongan en entredicho su continuidad en el Betis, pero, con su experiencia, debería estar por encima de estas cosas. Ni la mayoría de la prensa, ni de la afición ni, el mismísimo Lopera han puesto en entredicho su trabajo. Si acaso le ha soltado un pildorazo el presidente Pepe León, pero como la opinión de éste le resbala.... Lo único que cuestiona a Chaparro son los resultados, a cuyo juicio no va a escapar por mucho que haya salvado al Betis dos veces y lo haya ayudado a subir otra al alimón con Luis del Sol.

Sólo Serra aguantó así. Una racha como la actual de 4 puntos de 24 sólo la han resistito en los últimos tiempos al frente del Betis el propio Chaparro ahora y... Lorenzo Serra Ferrer, que en el arranque de la 2005/06, siendo vigente campeón de Copa, firmó unos números horribles en la Liga, que compensó con una digna participación Champions.

Irureta, Luis Fernández, Cúper. Irureta se fue del Betis tras sumar 13 puntos en 16 partidos y Cúper hizo 11 en 14. Chaparro ahora lleva 21 en 20 partidos, pero en su día a Luis Fernández le dieron boleto con 24 en 21 partidos, tras una nefasta racha de 13 jornadas sin ganar que propiciaron la llegada de Chaparro al banquillo en el decisivo partido de Santander, que saldó con triunfo y salvación.

El asidero de la Copa. Para el técnico bético la Copa puede ser el asidero al que agarrarse para relanzar esta errática temporada o la fosa en la que se entierren las esperanzas que muchos habían depositado en su proyecto. Eliminar al Mallorca supondría ver al Betis luchando de nuevo por meterse en una final y quién sabe lo podría ocurrir ya con Mark González recuperado, quizá con Oliveira recién fichado y con Edu listo para la vuelta de las semifinales (4 de marzo). Esta Copa es lo único que los béticos pueden saborear hoy en día. Ya jugaron antes diez semifinales, ganaron cuatro y dos finales. Pase lo que pase, esta doble eliminatoria dará mucho que hablar, de eso no hay duda.

  • 1