Esta es la televisión de los andaluces

La cadena autonómica, la principal empresa pública andaluza, afronta su mayor desafío desde 1989 afectada por los recortes.

el 17 mar 2013 / 12:01 h.

La televisión andaluza tiene que cambiar su cúpula. La televisión andaluza tiene que cambiar su cúpula. Mañana el Gobierno andaluz modificará, de urgencia y vía decreto, la ley de la Radio Televisión Pública de Andalucía (RTVA) , aprobada en 2007, para solventar el vacío tras la dimisión hace una semana de su director general, Pablo Carrasco. De forma interina, y sin que se sepa por cuanto tiempo, el actual director de Canal Sur Radio, un veterano de la casa con 40 años de profesión, Joaquín Durán, tomará las riendas. Esa fórmula transitoria tiene el rechazo de los trabajadores y del PP. En mitad de la mayor encrucijada desde su creación en 1989, motivada por la crisis y los recortes en la financiación, para la RTVA quedan dos frentes abiertos. Uno: laboral. La plantilla de la mayor empresa pública andaluza, afronta un duro conflicto, negocia recortes y debe acordar un nuevo convenio colectivo antes de septiembre. Carrasco dejó dicho en su despedida que como mínimo deben recortarse otros 5 millones de euros en salarios y descartó que sea necesario un ERE. El segundo frente: político. Los partidos del Parlamento andaluz deben de ser capaces de cerrar un acuerdo y proponer un nombre de consenso como director general del ente público. La ley obliga a alcanzar una mayoría cualificada de la Cámara y el pacto con el PP, que con 50 diputados tiene la llave del nombramiento, es imprescindible. Estos son algunos datos básicos que permiten entender la actual situación de la radio y la televisión andaluzas, que en el último año ha cerrado su segundo canal como medida de ahorro y que, como el resto de cadena autonómicas y en mitad de la ola de recortes, camina sobre la cuerda floja. La RTVA, reconocida como servicio público audiovisual en el Estatuto de Autonomía, tiene garantizada la financiación durante los próximos tres años. La firma, el pasado diciembre de un contrato-programa con la Junta, blinda una financiación pública de 138 millones de euros anuales para 2013, 2014 y 2015. Durante ese tiempo, la cadena ha hecho una previsión de ingresos comerciales que debe cumplir de 23,4; 27,4 y 29,4 millones de euros cada anualidad. Los recortes llegaron a Canal Sur en 2008. Desde entonces, según los datos trasladados desde el ente, se ha producido un recorte en el presupuesto de explotación de RTVA de un 36,1%: pasando de los 252 millones en 2008 a los 165,5 de 2013. El Gobierno de la nación cambió la ley para permitir que las comunidades pudieran privatizar sus cadenas públicas y obliga a que estos entes no arrojen pérdidas. En la radio televisión de la Comunidad Valenciana, con 1.717 trabajadores, se ha puesto en marcha un ERE para más del 70% del personal y su explotación se hará de forma conjunta con empresas privadas. Su índice de audiencia (media del pasado febrero) fue del 4,3%. En Telemadrid, el ERE ha afectado al 80% de la plantilla (829 trabajadores de 1.070). El ERE está recurrido. Su última audiencia fue del 4%. En Murcia, se ha dejado la gestión de la televisión en manos de una empresa privada y se ha externalizado toda la programación. Todas las comunidades anteriores tienen gobiernos del PP. Canarias también cerró su segundo canal después de seis años operando. En ese escenario de cierre y privatizaciones que acecha, la RTVA cerró el pasado ejercicio 2012 con una desviación presupuestaria de 38,9 millones de euros. Eso a pesar de un recorte en los gastos de más de 63 millones de euros. La vertiginosa caída de la publicidad y de las transferencias desde el Gobierno agravan el agujero. A cada andaluz, la RTVA cuesta al año 14,5 euros y representa el 0,38% del Presupuesto público. El promedio para las televisiones autonómicas españolas es del 0,69%. El Gobierno andaluz impuso por ley un recorte por arriba en directivos y salarios en la RTVA ante la necesidad de ahorrar gastos. Desde 2008, el sueldo del director general cayó un 43% (de los 139.345 euros a los 78.522 que ingresaría este ejercicio). No obstante, los sindicatos denuncian que se siguen pagando pluses discrecionales fuera de convenio. Un total de 17 directivos del ente cobran por encima del presidente de la Junta (63.000 euros anuales). La plantilla de la RTVA contaba, al cierre de 2012, con un total de 1.570 trabajadores. La plantilla media fue en 2011 de 1.660 trabajadores y en 2008 era de 1.664. Durante los veinte años anteriores, según la información facilitada por el ente público, la media anual era de un incremento de 20 trabajadores. Salvo los primeros años, cuando la incorporación de efectivos fue mucho mayor. El 26 de septiembre de 2012, la empresa llevó a los tribunales el convenio colectivo debido, alegan, "a la imposibilidad material por razones presupuestarias" de cumplir los compromisos adquiridos. Desde entonces, el conflicto laboral se ha encarnizado.

  • 1