Local

“Esta fuga es una falta de respeto ”

José Rodríguez de la Borbolla, ex presidente de la Junta de Andalucía

el 06 nov 2013 / 23:32 h.

TAGS:

DE LA BORBOLLA–¿Qué le inspira El Correo? –Tengo muchos recuerdos, desde mi infancia. En mi casa siempre se compraban dos periódicos. Mi abuelo estaba suscrito al ABC y mi padre a El Correo de Andalucía. Recuerdo desde los programas de Semana Santa, que eran los únicos que se publicaban, pasando por las crónicas de deportes y mis primeros artículos, que los publiqué en la tercera de El Correo, en  1974 y que luego llegaron a recopilarse en un libro Apostando a la democracia. –¿Qué papel ha jugado en la historia? –El Correo de Andalucía fue el primer periódico que daba noticias nacionales sobre el mundo laboral y que defendía valores y principios democráticos. Por un artículo que publiqué en el que me metía con Emilio Romero, el director del Diario Pueblo, procurador en Cortes y preboste del franquismo, me abrieron un procedimiento judicial. Es un periódico que ha estado siempre apoyando la profundización de la democracia y la autonomía con claridad y con sus sucesivos directores. Es una institución en la vida de los medios en España y no solo en Andalucía y hay que defenderla. –¿Qué mensaje trasladaría en un momento tan difícil como éste? –La sociedad sevillana debería de comprometerse con El Correo de Andalucía. Las instituciones andaluzas deberían de instar a una solución de estabilidad. No es admisible esta fuga que se está produciendo. Es una artimaña y una utilización de la ley absolutamente torticera. Ha habido un grupo económico [el Grupo Gallardo] que se comprometió en su día con una empresa que no es solo una empresa económica sino una empresa institucionalmente sólida y representativa de la sociedad sevillana. Esta fuga es una falta de respeto a los trabajadores y a la sociedad sevillana y andaluza. –¿Qué perdemos si se deja morir? -–Hay que procurar que siga habiendo contraste de opiniones y contraste de voces en una sociedad. Siempre que se pierde una voz se pierde parte de uno mismo.

  • 1