Local

Estacionados en el conflicto

El aparcamiento disuasorio de la línea 1 en Ciudad Expo ya sólo espera el alta de la luz.

el 16 mar 2011 / 18:32 h.

TAGS:

El intercambiador y el parking se hallan debajo de las dos torres.
Casi dos años después de lo previsto, prácticamente sin tiempo para una inauguración en toda regla antes del día 28 cuando queda prohibido por la cercanía de las elecciones municipales, estará listo para entrar en funcionamiento el aparcamiento disuasorio del Metro de Sevilla en la estación de Ciudad Expo (Mairena del Aljarafe). El parking, que oficialmente está terminado desde hace más de tres meses, cuando la obra fue recepcionada por el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe e incluso el alcalde, Antonio Conde (PSOE), convocó una visita a las instalaciones con los medios de comunicación, únicamente está pendiente del alta de la luz en la compañía Sevillana Endesa, según confirmaron desde Ferrocarriles de la Junta de Andalucía, que se encargará de gestionar el complejo.


Tanto este parking, con tres plantas subterráneas que suman 1.500 plazas y de las que una es la que está cedida a la Junta de Andalucía para servir de aparcamiento disuasorio para los usuarios de la línea 1 del Metro de Sevilla, como el resto de instalaciones que conforman el intercambiador de Ciudad Expo, son escenario de un conflicto más o menos explícito entre la Consejería de Obras Públicas y el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe desde hace un año.

La primera, que esperaba contar con sus plazas -unas 400- en 2009, ya lanzó un requerimiento al equipo de gobierno a mediados del año pasado para que pusiera este estacionamiento a su disposición cuanto antes con el fin de desalojar el aparcamiento disuasorio provisional que funciona actualmente en las inmediaciones de la estación Ciudad Expo de la primera y única línea del suburbano.

Pero las tornas se volvieron hace un par de semanas, cuando después de haberlo entregado y sin ver en el horizonte fecha para su inauguración, el Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe no dudó a su vez en exigir a la Junta de Andalucía que lo pusiese en servicio de manera inmediata. "Para Mairena de Aljarafe se hace necesario que abra al servicio de los ciudadanos, a fin de evitar los problemas de tráfico y de estacionamiento que se han dado en los últimos tiempos", manifestaba el alcalde en un comunicado, al tiempo que insistía en que las tres plantas "están acondicionadas para su apertura inmediata". En opinión del regidor, este servicio es clave "para vertebrar con coherencia y eficacia el transporte público y permitir una buena comunicación con los municipios del entorno". En ese sentido, citó los beneficios que esa bolsa de aparcamientos supondría no solo para los vecinos de Mairena de Aljarafe, sino de Almensilla, Palomares del Río o Bormujos, que "pasan cada día por el entorno de Ciudad Expo para usar el Metro de Sevilla".

Lógicamente este comunicado no sentó nada bien en la Junta de Andalucía que todavía se encontraba inmersa en las trabas burocráticas para dotar a las instalaciones de suministro de energía eléctrica, todo ello pospuesto por ciertos inconvenientes en los enganches, de los que unos y otros se echan la culpa y que, una vez superados, sólo esperan el alta de Sevillana Endesa. Será cuestión de días y entonces este parking podrá funcionar para el suburbano.

Otra cosa que todavía está en estudio es si se va a dejar operativo el provisional, situado en un descampado de albero en las inmediaciones, dado que actualmente registra una demanda del 100% por lo que se teme que el nuevo, con una única planta, no sea suficiente para cubrir las necesidades. Es algo que están negociando las dos partes para llegar a un acuerdo. Y es que las otras dos plantas están llamadas a cubrir la demanda de las demás instalaciones que conforman el nuevo centro de negocios del área metropolitana en Mairena del Aljarafe, ya que en este entorno se ubican un hotel y un edificio de oficinas en sendas torres de 15 plantas, las más altas de la comarca, que gestiona la empresa que se encargó de la construcción de todo el complejo, Sando.

Y si todavía no existe fecha para que este aparcamiento disuasorio entre en funcionamiento, menos la hay para que lo haga el intercambiador, que con una veintena de dársenas para autobuses, además de un estacionamiento para taxis, es el mayor de Andalucía. Se trata de un conjunto totalmente interconectado: parking, estación del metropolitano e intercambiador para autobuses y taxis, en un claro ejemplo de intermodalidad.

Sin embargo, para la puesta en funcionamiento del intercambiador, algo que también depende de la Junta de Andalucía pero en este caso a través del Consorcio de Transportes, es necesario primero determinar qué líneas de los autobuses del área metropolitana tendrán parada en el mismo y fijar los horarios de uso. En esto también se está trabajando actualmente, en realidad desde diciembre de 2010, ya que el intercambiador fue puesto a disposición de la Junta de Andalucía a la vez que el parking de la polémica.

  • 1