Local

Estadio de la Cartuja pide hacer un "esfuerzo" para no perder inversores tras no "atender" a Decathlon

el 27 sep 2012 / 17:06 h.

TAGS:

Decathlon solicitó instalarse en la parcela situada delante del estadio Olímpico, pero el Ayuntamiento se negó.
El consejo de administración de la Sociedad Estadio la Cartuja de Sevilla SA, en sesión celebrada este miércoles ha indicado, ante la "fallida aspiración" por parte de Decathlon España SAU de instalarse en unos terrenos de su propiedad, ha pedido que se haga el "mejor esfuerzo" entre todos los implicadas en el desarrollo de proyectos de esta naturaleza para desbloquear "trabas" y "recuperar la confianza de los inversores", después de que la citada empresa "no ha obtenido la atención y la consideración necesarias ante un proyecto de semejantes características e importancia", algo que lamenta "profundamente".


"El devenir de los acontecimientos ha supuesto la rescisión y ruptura de una relación contractual materializada con unos inversores que no han obtenido la atención y la consideración necesarias ante un proyecto de semejantes características e importancia, hechos éstos que lamentamos profundamente y consideramos muy perjudiciales para los intereses de esta sociedad", sentencia en un comunicado.

Así, subraya que este proyecto siempre se contempló como "hito fundamental" para el desarrollo de estas instalaciones y su entorno urbano más cercano, así como para el mantenimiento y el equilibrio económico de la misma, "ya que significaría un impulso de estabilidad económica y financiera para esta corporación".

Por este motivo, solicita que se haga el "mejor esfuerzo" entre todos los actores y partes implicadas en el desarrollo de proyectos de esta naturaleza, "respetando en todo momento la legalidad vigente", para que puedan quedar desbloqueadas las "trabas y limitaciones que impiden el impulso de oportunidades como ésta". Igualmente, insta a que se lleven a cabo las acciones que sean necesarias para abrir las vías de acuerdo que lleven a buen término proyectos de esta magnitud y que permita "recuperar la confianza de los inversores, tan importante en los tiempos de crisis en los que estamos inmersos".

APROBACIÓN POR LA JUNTA

Estadio de la Cartuja recuerda que en junio de 2008 publicó el pliego de condiciones para la adjudicación de arrendamiento de terrenos con proyecto de obra, "contando con la presencia de técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo para contar con el aval técnico necesario que garantizase la idoneidad urbanística del citado proyecto". El proyecto fue adjudicado en marzo de 2009 a Decathlon España SAU, contemplando la construcción de un centro comercial y diversas instalaciones deportivas entre las que se encontraban una piscina cubierta y un gimnasio multidisciplinar, valorando que era un proyecto que encajaba de forma "idónea con la filosofía de su entorno".

En enero de 2010 tuvo lugar la firma del contrato de arrendamiento, con la condición de obtener las pertinentes licencias, estudios y permisos correspondientes, entre ellas el preceptivo estudio de detalle urbanístico y las licencias comercial y de obras. La compañía obtiene en septiembre de 2010 el informe favorable de la Consejería de Obras Públicas solicitado por la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte para informar sobre el trámite de obtención de la licencia comercial, que finalmente es concedida en marzo de 2011.

Tras la obtención de esta licencia comercial, Decathlon inicia las conversaciones con la GMU encaminadas a la obtención de la licencia de obras, "manteniendo a esta sociedad informada de las distintas tramitaciones y conversaciones con vistas a iniciar las obras del proyecto a la mayor brevedad posible".

"INDIFERENCIA Y APATIA" DE LA GERENCIA

"Una vez iniciadas estas conversaciones, se informa a esta sociedad por parte de Decathlon de la indiferencia y apatía que encuentran en sus gestiones con la GMU para la tramitación de esta licencia", agrega. Además, después de varias reuniones mantenidas con los responsables de la Gerencia, la empresa les traslada que en estos encuentros se les transmite que el proyecto "no es urbanísticamente realizable y que, por lo tanto, no deben molestarse siquiera en su tramitación ya que no lo van a aprobar".

Decathlon indica que da "réplica suficiente a los obstáculos" de la GMU mediante diversos estudios, informes de profesionales acreditados y diversos criterios técnicos, incluso referencian informes anteriores solicitados y emitidos por el servicio de licencias de la GMU que constatan la receptividad y las condiciones favorables a los usos coadyuvantes propuestos en este proyecto, según advierte. Finalmente, la empresa entiende que la "única salida posible" al desarrollo del proyecto es una modificación puntual del PGOU que lo avale y le de cobertura.

"Tras analizarlo en profundidad y haber admitido la modificación puntual del PGOU como única salida posible, más costosa en términos económicos y de plazo, desde la GMU trasladan en reuniones posteriores que no van a admitir esta opción, tratada como no planteable y, volviendo al argumento inicial, el proyecto no es urbanísticamente realizable", sentencia.

Ante esta situación, en junio de 2012 Decathlon envía burofax a esta sociedad en la que indica textualmente que "una vez que se ha podido debatir el proyecto con los técnicos del ayuntamiento de Sevilla, somos conscientes de la imposibilidad de llevar a cabo el mismo y consecuentemente de obtener la licencia de obras que ampare su ejecución". "Ante esta situación, damos por terminado el período de negociación, por cumplimiento de plazo ya que el mismo carece de sentido ante la realidad palmaria existente a día de hoy en relación al proyecto y su incompatibilidad urbanística y consecuentemente tal y como establece la estipulación cuarta por resuelto el contrato de arrendamiento", sentencia el burofax.

  • 1