Local

Estafan a parados cobrándoles por comida de una ONG que no recibieron

Cientos de afectados entregaron 10 euros para el transporte de los alimentos, que iban a entregarles gratis.

el 22 sep 2012 / 19:50 h.

TAGS:

Calles por las que se vendieron los boletos de la presunta estafa.

Parados de barrios proletarios de Sevilla han sido víctimas de una estafa: se les engañó ofreciéndoles la entrega de un carro de productos básicos a cambio de abonar 10 euros para el transporte. La mercancía, que iba a ser entregada ayer, supuestamente procedía de una ONG de Madrid, según dijo el presunto timador.

Cientos de vecinos de las barriadas de El Rocío, Pino Montano, San Jerónimo y Torreblanca se levantaron ayer con la ilusión de recibir los alimentos que les había prometido Luis el Colombiano, supuesto trabajador de una ONG, según informó ayer Canal Sur Televisión. El punto de encuentro era una plaza de la barriada de El Rocío, en la Macarena, donde a los afectados se les había indicado que desde las 10.00 y hasta las 21.00 horas se realizaría el reparto de los productos. Pero no ocurrió así.

A la plaza que está junto a la calle Hermandades sólo acudieron decenas de presuntos estafados, según relató ayer Lucía Quinta, una de las timadas y la primera persona que interpuso una denuncia por los hechos ante la Policía Nacional.

Esta vecina de la barriada de El Rocío explicó que Luis, junto a siete voluntarios, algunos de ellos también de la barriada de El Rocío, vendieron vales por 10 euros presuntamente para abonar el porte de los productos que les prometió que les entregaría de forma gratuita. Todo, según esta mujer, parecía legal. "Para poder optar a un carro de la compra con 20 litros de leche, azúcar, sal, garbanzos, chícharos y productos de limpieza teníamos que entregar una fotocopia del DNI, la tarjeta del paro y el padrón, y tras abonar los 10 euros nos entregaban un justificante", relató.

Lucía, al igual que el resto de estafados, confiaban en Luis, "porque en el barrio ya había repartido alimentos de Cruz Roja a tres euros, le conocíamos porque repartía comida de las ONG".

Pero ayer, según esta mujer, no dio la cara: "No se sabe dónde está, después de haber podido estafar a unas 4.000 familias necesitadas".

Lucía se dio cuenta ayer de la presunta estafa porque cuando a ella le vendieron el vale le comentaron que sólo se iban a repartir 400 lotes, "pero yo tengo el abono de haber pagado con el número 663, algo que no cuadra".

Aunque el presunto cerebro de la estafa estaba ayer en paradero desconocido, una de sus voluntarias que vive en la barriada de El Rocío indicó a las personas a las que había vendido vales que ella tenía el dinero de los bonos del número 800 para adelante y que estaba dispuesta a devolverlo, "pero la gente ha dicho que el dinero se tenía que entregar a todos los estafados", remarcó Lucía, quien tiene dudas de que los ayudantes de Luis no supiesen lo que estaba sucediendo, "porque si sólo había carros de comida para 400 personas ¿por qué vendieron más?".

Ante esta situación, esta damnificada decidió denunciar los hechos ante la Policía Nacional, "y mi denuncia está siendo ampliada por el resto de personas que han sido engañadas".

Fuentes de la Policía Nacional confirmaron ayer a este periódico que vecinos afectados por esta venta de boletos para recibir alimentos gratis denunciaron la situación a una patrulla de la Policía Nacional, por lo que se ha abierto una investigación para esclarecer los hechos.

  • 1