Local

Estalla el polvorín del Caúcaso

El polvorín del Cáucaso ya ha estallado. Los cruentos combates en la capital de Osetia del Sur, Tsjinvali, tomada el viernes por las tropas georgianas, dejaron centenares de muertos, mientras Rusia lanzó una contraofensiva en defensa de los separatistas surosetas.

el 15 sep 2009 / 09:35 h.

TAGS:

El polvorín del Cáucaso ya ha estallado. Los cruentos combates en la capital de Osetia del Sur, Tsjinvali, tomada el viernes por las tropas georgianas, dejaron centenares de muertos, mientras Rusia lanzó una contraofensiva en defensa de los separatistas surosetas.

"Han muerto unas 1.400 personas. Éste es el tercer genocidio del pueblo oseta cometido por Georgia", aseguró Eduard Kokoiti, lí- der separatista, a la agencia rusa Interfax. La capital suroseta, de apenas 30.000 habitantes, quedó "prácticamente en ruinas" debido a los bombardeos de los aviones y la artillería georgiana, que martillearon la ciudad desde el jueves por la noche. "Muchos edificios yacen en ruinas. Falta agua, no hay electricidad ni luz y apenas funciona la comunicación telefónica", dijo Kazbek Fríev, comandante del batallón oseta de las Fuerzas Mixtas de Paz en Osetia del Sur, a la agencia rusa RIA-Nóvosti.

Entre los muertos hay doce soldados de paz rusos, además de 150 heridos, desplegados en la zona para mediar en el conflicto desde hace más de quince años.

Ni georgianos, ni surosetas, que se acusan mutuamente de haber desatado las hostilidades, respetaron el comienzo de los Juegos Olímpicos en Pekín, acontecimiento deportivo durante el que los combates suelen cesar en muchas regiones en conflicto.

Marat Kulajmétov, comandante en jefe de las fuerzas de paz rusas destacadas en Osetia del Sur, aseguró a Efe en conversación telefónica que "los combates son encarnizados por toda la ciudad". Tiflis dio a los separatistas hasta las 16.00 hora española para detener el fuego y deponer las armas, pero los combates no cesaron cumplido ese plazo.

Durante una alocución televisada, el presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, aseguró que sus tropas habían tomado todo el territorio de Osetia del Sur, incluida la capital separatista, Tsjinvali, menos un distrito, Java, por donde accedieron las tropas rusas a la región. El líder georgiano, el principal aliado de Estados Unidos en el Cáucaso, acusó a Rusia de "llevar a cabo una agresión abierta sin precedentes, que supone un desafío para el mundo entero". "Si hoy no detenemos a Rusia, mañana sus tanques pueden estar en cualquier ciudad europea", apuntó.

En una buena muestra de sus intenciones, Tiflis anunció que retira de Irak a la mitad del contingente militar georgiano, integrado por unos 2.000 efectivos.

Ante el avance de las tropas georgianas, el Ministerio de Defensa de Rusia envió refuerzos a Osetia del Sur para apoyar a las tropas de paz rusas y defender a los ciudadanos rusos que viven en esa región, es decir, casi la totalidad de los osetas. Unidades del Ejército 58 de la región militar del Cáucaso Norte de Rusia alcanzaron a media tarde las afueras de Tsjinvali y comenzaron a golpear las posiciones georgianas.

Las agencias rusas cifraron en más de un centenar los carros de combate, blindados y piezas de artillería enviadas para reforzar a sus fuerzas de paz en Osetia del Sur. Además, aviones rusos Su-24 atacaron territorio georgiano, "agresión militar" que llevó al presidente georgiano a movilizar a 100.000 reservistas.

Aviones rusos bombardearon también la base militar georgiana de Viaziani, a unos 15 kilómetros al oeste de Tiflis, y las localidades de Gori, Kareli y Variani. "Rusia nos está bombardeando. Contra Georgia ha sido lanzada una agresión a gran escala", dijo Saakashvili.

Durante las incursiones rusas, las baterías aéreas y los pilotos georgianos afirman haber derribado cuatro aviones rusos, aunque Moscú lo niega. Mientras, el presidente ruso, Dmitri Medvédev, afirmó ayer que no permitirá la "muerte impune" de ciudadanos rusos y advirtió de que "los culpables serán castigados".

Los llamamientos al fin de las hostilidades y a la reanudación de las negociaciones se sucedieron ayer, al tiempo que se multiplican las gestiones diplomáticas internacionales; especialmente por parte de EEUU, la Unión Europea, la ONU y la OTAN.

  • 1