Local

'Estamos deseando tener otro hijo'

La esperanza ha llegado para los padres de Lucía. La cordobesa de dos años padece una extraña enfermedad que podrá finalmente ser curada por un hermano concebido para tal fin. Tras recibir la noticia, que llegó desde la Comisión de Reproducción Asistida, afirmaron que "están deseando volver a ser padres".

el 16 sep 2009 / 01:43 h.

TAGS:

La esperanza ha llegado para los padres de Lucía. La cordobesa de dos años padece una extraña enfermedad que podrá finalmente ser curada por un hermano concebido para tal fin. Tras recibir la noticia, que llegó desde la Comisión de Reproducción Asistida, afirmaron que "están deseando volver a ser padres".

Francisca y Miguel Ángel, los padres de Lucía, están a la espera de cita para acudir al Hospital Virgen del Rocío e iniciar el proceso que lleve a la concepción de un nuevo bebé seleccionado genéticamente. Éste podrá salvar a su hija de dos años, que presenta una inmunodeficiencia severa por déficit de adenosina deaminasa, de la que hasta ahora habían tenido pocas esperanzas de sanación.

La madre de la pequeña, Francisca Alcaide, manifestó que su marido y ella están "muy contentos" de ser los primeros padres cordobeses a los que la Comisión Nacional de Reproducción Asistida haya autorizado un diagnóstico genético preimplantacional. Dijo que está "muy agradecida al Servicio Andaluz de Salud en general, pero particularmente al Hospital Reina Sofía de Córdoba y también a los facultativos que la han atendido en el Virgen del Rocío" porque, gracias a todos ellos, su hija se mantiene bien a la espera del trasplante y puede tener solución.

Francisca Alcaide señaló que el hematólogo del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla que trata este caso esperaba, de hecho, la resolución de la Comisión, recordando que a primeros de año se encontró un donante compatible "en un 80 %" con la niña. Sin embargo, el mismo especialista ya dijo entonces a la madre de la pequeña que "ese transplante no era apto".

Según Francisca, desde el hospital hispalense se apuesta por la concepción de un bebé manipulado genéticamente como la mejor opción para Lucía, ya que "las posibilidades de éxito del transplante en sí con un donante que no fuera su hermano serían mucho menores", de en torno al 60%. Además, sostuvo que "aunque el transplante con un donante que no sea su hermano salga bien, a la larga pueden surgir complicaciones, que incluso pueden hacer peligrar la vida" de la pequeña. Frente a ello, contrapuso que "con un hermano compatible las posibilidades de cura y de llevar una vida normal son más del 90%".

La inmunodeficiencia severa combinada por déficit de adenosina deaminasa que padece la pequeña Lucía sólo se detecta en uno de cada 600.000 recién nacidos. Por ello, a finales del pasado año, los padres de la niña estaban "muy esperanzados", después de que "tras muchas pruebas" en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, el hematólogo considerara que Lucía era "apta" para el transplante. El de Lucía será el segundo caso de estas características en España, después del de Andrés, el niño sevillano de seis años que fue sanado por su hermano en el Virgen del Rocío.

El diagnóstico genético preimplantacional es un técnica consistente en realizar un análisis genético a los embriones obtenidos por técnicas de reproducción in vitro, antes de ser transferidos al útero. Esta es una opción que se recoge en la Ley de Técnicas de Reproducción Humana Asistida, siempre que cuente con el beneplácito, caso por caso, de la autoridad sanitaria correspondiente y previo respaldo de la citada Comisión Nacional de Reproducción.

  • 1