El Correo TV

"Estamos dotando de infraestructuras a Sevilla para atraer a multinacionales"

Juan Ignacio Zoido destaca la importancia para la ciudad de proyectos como Altadis, el dragado del río, la ampliación de la zona franca o la apertura de grandes comercios para generar puestos de trabajo, lo que es para él su «gran obsesión».

el 02 oct 2014 / 01:35 h.

Infraestructuras para hacer atractiva la ciudad a las grandes multinacionales y, en definitiva, crear empleo. Esa ha sido uno de los objetivos marcados por el alcalde, Juan Ignacio Zoido, que anoche defendió en La Lupa, que estrenaba temporada en El Correo TV de mano de su directora, Elizabeth Ortega, proyectos tan importantes para Sevilla como Altadis o el dragado del río. Todo ello en una entrevista en la que se mostró cercano, contundente y hasta cierta rabia ante ciertos temas. Una entrevista en la que se trataron todos los temas de actualidad y en la que incluso el alcalde tendió la mano a una mujer, ante su «desgarrador testimonio», para ayudarla a salir de la prostitución. Zoido, que en siete meses se enfrentará a otra campaña electoral, defendió en directo los presupuestos destinados por el Gobierno Central para Sevilla ante las críticas del portavoz municipal socialista, Juan Espadas. «Lamento que Espadas esté permanentemente en campaña electoral», dijo el alcalde, quien pese al reproche también hizo de la entrevista un constante crítica a la anterior gestión del PSOE al frente del Ayuntamiento. Así, afirmó que las palabras de Espadas están «huecas porque le dice que no a todo lo que propone el Ayuntamiento», destacó tras relatar proyectos como las mejoras en el Puerto, que va a resultar «muy beneficiado» gracias a la modernización del ferrocarril y a la ampliación de la zona franca. «Que le pida a la Junta lo que le debe», instó a Espadas tras aludir a las Líneas 2, 3 y 4 de Metro o a la Ciudad de la Justicia, «que tras seis ubicaciones distintas, no le gusta lo que le ofrecemos en el Prado». Un momento de la entrevista al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. / José Luis Montero Un momento de la entrevista al alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. / José Luis Montero «Es el no por el no. No quiere puente nuevo, no quiere el proyecto de Altadis, que va a suponer generar empleo», recalcó sobre el portavoz socialista, a quien recordó que «grandes inversiones» como la SE-35 y SE-40 vienen de mano del Estado. «Van a venir inversiones sin que estén en el presupuesto, como por ejemplo desdoble en zona norte para que Ikea arranque. Eso es lo que estamos haciendo infraestructura para que vengan multinacionales como Bricodepot o Costco», defendió. «La Junta cero. ¿Usted ha visto las obras del Metro? Porque yo tampoco», sentenció. El alcalde defendió a capa y espada y con gran satisfacción el proyecto de Altadis. «No sé donde ven el problema», indicó sobre la oposición del PSOE, «pues cuando llegué había un proyecto parecido en Urbanismo». Zoido aprovechó para recordar que se trata de una inversión sin coste para Sevilla, más aún cuando «me encontré un Ayuntamiento con 400 millones de deuda oculta en los cajones». «Hay que repetirlo mucho para que nadie tenga la tentación de dejar deuda oculta, porque eso es hipotecar la ciudad», manifestó con enojo tras un reproche por su insistencia en este tema. «No se puede consentir, cuando yo me vaya voy a entregar las cuentas claras», concluyó. Tras el inciso económico, Zoido retomó el proyecto de Altadis para destacar que se trata de un espacio que en la actualidad está cerrado a Sevilla, que se beneficiará con «equipamiento público como una guardería municipal, un espacio cultural y una comisaría de Policía Local». «Vamos a abrir el espacio al río y todo eso es lo que queremos poner en las bases del concurso. Habrá luz y taquígrafos por mucho que quieran decir», aseveró. Pero lo más importante para Zoido es que tanto este como otros proyectos, como el dragado del río, van a generar empleo en la ciudad. «Mi obsesión es crear empleo», aseveró. Zoido quiere «un empleo estable y bueno para la ciudad» y se preguntó qué hubiera ocurrido si no se hubieran abordado obras o si no se hubiesen habilitado los terrenos para las multinacionales. «Estamos soportando una crisis importantísima que ha afectado especialmente a Sevilla», señaló en contestación a la pregunta de uno de los seguidores del programa sobre las cifras actuales de paro. «En época de PSOE se incrementó en 40.000 personas, mientras que en nuestra legislatura lo hizo en 11.000», puntualizó tras incidir en que todo ello pese a que el Ayuntamiento no tiene competencias en empleo. Por ello, insistió en que si el río se draga, se crearán puestos de trabajos porque, entre otras cosas, «podrán llegar más cruceros hasta la ciudad». En este sentido, el alcalde también hizo referencia a «las personas más necesitadas y en riesgo de exclusión social», en especial los menores, debido a la crisis y al desempleo. «Es una de las grandes deficiencias que tiene hoy por hoy el Estado. Todas las administraciones tenemos que comprometernos con los que más lo necesitan, aunando esfuerzos con asociaciones y voluntarios», de los que alabó el esfuerzo. Sobre las políticas municipales desarrolladas en este capítulo, Zoido puso en valor los «siete millones de euros destinados a esas personas en riesgo de exclusión para que no quede ningún sevillano sin comer». El alcalde, además se preguntó «qué sería de la ciudad» sin la labor que a diario realizan las hermandades. La entrevista no estuvo exenta de temas polémicos y que han levantado ampollas en la ciudad, como la zona azul. Zoido comenzó un tanto a la defensiva, recordando que «hay zonas en las que estaba y no la ha puesto el PP», insistiendo en que su plan ha sido poner 3.000 nuevas plazas, «cuando el PSOE quería poner 15.000». El alcalde suavizó estas críticas, asegurando que «hay vecinos que la han pedido, como en Bami porque tienen una situación complicada» y que pese a las peticiones de vecinos de otros sectores de la ciudad, «no vamos a poner más zona azul». Sobre el tráfico rodado, el alcalde dijo que están «dando la ciudad la movilidad que necesitan», con actuaciones como la ampliación del carril bus –con la mejora que ello supone para la agilidad de Tussam– o el cambio de sentido en calles como Luis Montoto. En cuanto al Centro de Sevilla, recalcó que la retirada del Plan Centro «fue un éxito». Por último, trató dos cuestiones políticas importantes. Por un lado, su decisión de dejar el Parlamento andaluz tras la sentencia que le obliga a ello, porque su «prioridad es Sevilla», insistiendo en que será ahora cuando cobre como alcalde. Por otro lado, también habló del movimiento Podemos, del que dijo que entiende que «haya gente muy descontenta y que intente agruparse, lo que lamento es que utilicen a esas personas», afirmó tras lo que reconoció que hasta él siente a veces «el desánimo».

  • 1