Cultura

"Estamos en una época vampírica, plagada de vampiros financieros"

Emilio Gutiérrez Caba estrena hoy en el Lope, junto a Ramón Langa y Martiño Rivas, ‘Drácula’, una obra que “aterrorizará” al público.

el 21 sep 2011 / 19:42 h.

El equipo de actores y directores de 'Drácula', ayer en la presentación de la obra en el Lope de Vega. / Foto: El Correo.

Los vampiros, uno de lo más ancestrales miedos de la humanidad, están de moda. Lo están en la literatura y el cine, como demuestra el éxito de la saga Crepúsculo; pero también en la televisión, donde diversas series –True Blood o Crónicas Vampíricas– arrasan entre la audiencia más juvenil. Y aunque es extraño encontrar en la dramaturgia española actual adaptaciones de títulos de terror, este género también empieza a despuntar en las tablas. Y como prueba, el esperadísimo estreno nacional que el Lope de Vega de Sevilla acoge esta noche, de una obra que promete aterrorizar a los espectadores.

Los creadores de la laureada La mujer de negro ponen en escena hasta el domingo Drácula, de Bram Stoker. Eduardo Bazo y Jorge de Juan dirigen la pieza a partir de una adaptación que Hamilton Deane realizó de la novela de Stoker en 1924 y que ha servido a Hollywood para varias de sus películas sobre el mítico conde. De Juan presentó ayer la obra en la capital hipalense, acompañado por el reparto de la obra, encabezado por Ramón Langa, Emilio Gutiérrez Caba, César Sánchez, María Ruiz y el televisivo Martiño RivasEl internado–.

El dramaturgo confesó sentirse nervioso ante el estreno de esta noche, debido a la complejidad técnica del montaje, que incluirá numerosos efectos especiales, cambios de escenografía y “sorpresas para el público”. Además, explicó que su intención es repetir la experiencia que vivió en las mil representaciones de La mujer de negro, en la que trabajó junto a Gutiérrez Caba y Eduardo Bazo, y volver a esa “sensación tan agradable” de trasladar a los espectadores el miedo, “uno de los sentimientos más difíciles de generar”.

Según detalló, aunque el mito vampírico de Drácula se ha puesto de moda en series y sagas cinematográficas, esta obra contará la historia “como nunca se ha hecho”, alejándola de la vertiente amorosa que envuelve la novela de Stoker –entre Mina y el conde– y centrándose “en el mito puro y duro”. Aunque la puesta en escena no será la tradicional, ya que se tratará de una forma moderna –que no contemporánea–, el escenario recreará el ambiente gótico que rodea a esta historia y que impregnará también al vestuario.

El público también será partícipe de la representación y, por si a alguien le queda alguna duda, el director lo dijo claro: “Los espectadores pasarán miedo”. De hecho, recordó que la experiencia de La mujer de negro reveló que “la gente se asusta mucho más en el patio de butacas de un teatro que en una sala de cine, ya que la sorpresa puede llegar no sólo desde la escena, sino desde todos lados”.

Ramón Langa, que interpreta a Drácula, explicó que en la obra el conde viaja a Inglaterra con el objetivo de realizar experimentos científicos. Al llegar, es considerado todo un caballero por el resto de personajes, que desconocen su condición de vampiro. Tras descubrirse que él está detrás de las repentinas muertes de mujeres, su actitud cambiará. Emilio Gutiérrez Caba, que encarna a Abraham Van Helsing, aseguró que las historias de vampiro están de moda. “Estamos en una época en la que los vampiros gustan mucho a la gente, porque estamos en una época vampírica, de vampirismo financiero sobre todo”. Además, el actor aseguró que el público se marchará del teatro planteándose si es posible la existencia de estos seres.

“Nadie ha demostrado que existan, pero tampoco lo contrario”.Por su parte, Martiño Rivas, que interpreta a Jonathan Harker, el esposo de Mina, valoró que “la fuerza de la historia está en que se coloca a personas normales en circunstancias extremas”. En cuanto al personaje de Mina, que encarna María Ruiz, experimenta un cambio en esta obra. “En el cine mi personaje es una chica más lineal y pura, aquí hemos dado un paso más y además de víctima mostrará su faceta agresora”, dijo la actriz.

Este Drácula, aunque podía haber caído en la comedia, según reconocieron los actores y el propio director, optó finalmente por el drama. “Será acción pura y dura, y de mucho miedo. Además se han incorporado cambios que introducirán nuevos elementos en la historia, como convertir a Lucie –la primera víctima femenina del conde– en la hija de Van Helsing, lo que provocará que su ansia por acabar con el conde esté también motivada por el deseo de vengar su muerte”.

Uno de los aspectos más impactantes de esta versión serán sus efectos especiales, a cargo de la empresa especialista Yunke, que tratará de aterrorizar al público asistente. En este sentido, y a modo de consejo, el director dio una recomendación: “Por lo que pueda pasar, cuando vuelvan a casa, mejor háganlo acompañados”.

La obra se representará hoy y mañana a las 20.30 horas. El próximo sábado habrá doble función, a las 19.00 y 22.00 horas, y ya el domingo se despedirá a las 19.30 horas. Los precios de las entradas oscilan entre los cuatro y los 21 euros.

  • 1