Local

Este año ya han ardido más del doble de hectáreas que en todo 2008

Este verano los incendios forestales están haciendo estragos en España. Prueba de ello es que ya han ardido más del doble de hectáreas que en todo 2008: 75.000 frente a las 34.875 del año pasado, según informó ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

el 16 sep 2009 / 06:31 h.

TAGS:

Este verano los incendios forestales están haciendo estragos en España. Prueba de ello es que ya han ardido más del doble de hectáreas que en todo 2008: 75.000 frente a las 34.875 del año pasado, según informó ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Fernández de la Vega manifestó que estas 75.000 hectáreas son sólo 11.000 menos que en todo 2007. No obstante, aclaró que entre 2002 y 2006 se superaron ampliamente las 100.000 hectáreas quemadas y que en 2005 se alcanzaron las 188.672 hectáreas arrasadas.

Explicó que para paliar los daños personales y materiales causados por los incendios, el Gobierno está recibiendo las informaciones correspondientes de los ministerios competentes, de las delegaciones de gobierno, de las administraciones autónomas y locales sobre los daños causados por los fuegos y en base a estos datos se están elaborando las disposiciones pertinentes para preparar un Real Decreto Ley que se aprobará el 13 de agosto y en el que se determinarán las correspondientes ayudas.

En su comparecencia la ministra trasladó las condolencias del Gobierno a las familias de las 11 víctimas mortales que se han cobrado los incendios -la mayoría de equipos de extinción- y expresó su solidaridad y reconocimiento "a todos cuantos de manera tan sacrificada y meritoria se esfuerzan" en la tarea de apagar las llamas y defender los montes. Así, destacó que además del "doloroso y terrible coste" en vidas humanas también se han registrado "graves" daños medioambientales y en viviendas y en enseres.

Igualmente, indicó que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado participan con 4.000 efectivos en la lucha contra el fuego y destacó que gracias a su trabajo de investigación, durante los meses de junio y julio se detuvo a 51 personas acusadas de provocar distintos incendios.

La vicepresidenta primera insistió en que el Ejecutivo y las comunidades autónomas seguirán trabajando para que sus actuaciones "no queden impunes" y reiteró a los ciudadanos un mensaje de prevención y atención porque "todos" deben "extremar las precauciones".

Asimismo, explicó que para hacer frente a esta tarea que calificó de "delicada y difícil", el Gobierno mantiene una "intensa, fluida y constante comunicación y colaboración" con las comunidades autónomas, al coordinando con ellas todas las medidas necesarias de apoyo a la lucha contra los incendios que, por su gravedad, requieren ser combatidos con los medios y la colaboración de todas las administraciones.

De la Vega añadió que la coordinación se ha realizado mediante el Comité Estatal de Coordinación de Emergencias Forestales, del que forman parte todas las comunidades autónomas, y los ministerios de Presidencia, Defensa, Interior, Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. En concreto, indicó que desde que el pasado 14 de julio se declaró el incendio en Almería, la Unidad Militar de Emergencias (UME) permanece en "constante acción" ya que en las tareas de extinción participaron 3.400 militares con 950 vehículos, además, 12 aviones apaga fuegos bajo el mando de la UME.

También, señaló que el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino puso también a disposición de las comunidades autónomas más de 20 aviones. En total, se realizaron más de 900 horas y se lanzaron 15 millones de litros de agua.

Ayer los efectivos de Medio Ambiente se centraron en sofocar el fuego de Ávila, donde estaban trabajando unas 150 personas, 14 autobombas y seis helicópteros.

Uno de los incendios más graves del verano se declaró el 20 de julio en Horta de Sant Joan (Tarragona) en él murieron cinco bomberos y ardieron más 1.140 hectáreas. El otro fuego dramático fue el de Teruel, que se inició el 21 de julio. En él perecieron dos personas y se quemaron 12.000 hectáreas.

  • 1