Deportes

Este Betis no necesita cobrar ninguna prima para hacer el primo

LA CONTRACRÓNICA. Si perder adrede depende de la ridiculez de la derrota, la LFP tendrá que investigar muchas de las 23 anteriores. Y no parece el caso. Los errores groseros y la incapacidad manifiesta de este Betis no se compran. Salen gratis.

el 04 may 2014 / 23:35 h.

La trifulca final del Almería-Betis, tras el 3-2 de Azeez / Curro Vallejo La trifulca final del Almería-Betis, tras el 3-2 de Azeez / Curro Vallejo Perdió el Betis por vigésima cuarta vez esta temporada, que se dice pronto, y dio la entera impresión de que los futbolistas que maltratan el escudo de las trece barras no hicieron mucho por no alentar las sospechas de quienes examinarán su comportamiento en los tres partidos que habrán de jugar casi contra su voluntad, con el descenso al fin confirmado. Si se trataba de defender la tan pregonada dignidad, ya pueden sumar los jugadores verdiblancos un nuevo fracaso y una nueva torpeza. Ahora bien, si dejarse remontar un partido aun gozando de superioridad numérica, perder por un gravísimo error de marcaje y encajar un gol en el tiempo extra son motivos para dudar de lo que el Betis perpetró en Almería, el día no iba a tener horas suficientes para que el departamento de investigación de la LFP, el CSD o quien se tercie llegue al fondo de la cuestión, porque en ese caso el Betis es culpable de amañar en contra de su propio beneficio no se sabe cuántos partidos de esta patética Liga. Los errores cometidos por el Betis en Almería son impropios de futbolistas de Primera, pero es que muchos de los que vistieron de verde y negro en el estadio de los Juegos Mediterráneos ya no son futbolistas de Primera. Técnica, física, matemática y globalmente. Y si alguien duda de por qué Azeez cabeceó a un metro de Adán en el minuto 94, que revise lo que hizo Jordi en el Villamarín ante el Rayo, lo que hizo Juanfran en Vigo o en Granada, lo que hizo Paulao en Vallecas... y así hasta el infinito y más allá. Vistos tantos y tantos antecedentes, sería de incauto pagar una prima a los jugadores del Betis para que fallen. En primer lugar, por el riesgo de ser atrapado. Y en segundo, porque los jugadores del Betis no necesitan ninguna prima para hacer el primo (o dejarse engañar fácilmente, según la definición de la RAE). Llevan meses haciéndolo gratis. Perder un encuentro ganado contra un rival que se jugaba la vida sólo es un ejemplo más. Lo cual no quita para que alguno, quién sabe, quizá respirara aliviado cuando Iglesias Villanueva, para no perder la costumbre, no pitó el claro penalti que cometió Verza en el descuento, no fuese que le tocase a él lanzarlo...

  • 1