viernes, 19 abril 2019
11:05
, última actualización
Deportes

Este Betis suma peores números que el de los dos últimos ascensos

En la jornada 31, el Betis de la 00-01 sumaba 52 puntos y era tercero, mientras que el de la 93-94 ya se había embolsado 38 -54 según el formato actual- y era tercero. Ahora es cuarto y suma 49. 

el 07 abr 2010 / 19:20 h.

Víctor Fernández arenga a sus pupilos en Villarreal.

Desde el cese de Antonio Tapia y el posterior fichaje del aragonés Víctor Fernández, el Betis experimentó una progresiva evolución hacia la zona de ascenso, aunque el Girona de Narcís Juliá, tras cuatro victorias consecutivas, cercenó una racha sobresaliente y precipitó el inicio de una etapa de dudas. 

Y es que el cuadro de La Palmera firma unos números inferiores a los que certificaron en la 00-01 el mítico Luis del Sol y en la 93-94 el balear Lorenzo Serra Ferrer. En ambas ocasiones hubo un ascenso que celebrar.

Otro dato curioso es que con la dinámica de puntuación actual, el once verdiblanco no hubiera logrado el asalto a Primera en ninguna de las nueve anteriores ocasiones desde la 00-01, ya que con 1,5 puntos por semana a la conclusión del torneo se habrá embolsado 66 puntos.

El Betis de Víctor es cuarto, suma 49 puntos y otea la tercera plaza, propiedad del Cartagena, a dos de distancia. En la 2000-01, en la que Luis del Sol consiguió un agónico ascenso en la última jornada en Jaén, el conjunto verdiblanco engrosaba su casillero con 52 puntos y era tercero en la jornada 31.

Al término de la Liga consiguió 75, nueve más de los que, hipotéticamente y según el promedio actual, se embolsaría el zaragozano Víctor Fernández en junio.

También eran mejores los números de Serra Ferrer, que a estas alturas había añadido a su clasificación 38 puntos -54 con la regla de tres puntos por victoria que entonces no existía- y se había instalado en plazas de ascenso pese a haber recalado en Heliópolis el 28 de febrero de 1994.

Sí era peor al actual el Betis de la 1992-93, recién descendido a Segunda y que, con Esnaola en el banquillo, era noveno y había logrado adueñarse de 31 puntos -41 según el actual formato- en la jornada 31, muy lejos de los de Valladolid, Lleida y Racing, los que finalmente sí subieron.

Una opción remota

Para lograr el ansiado retorno a Primera, el Betis, independientemente de las sensaciones en el juego, debe invertir su dinámica de puntuación. Así, si continúa añadiendo a su casillero 1,5 puntos por jornada, su clasificación final figuraría con 66 puntos, muy lejos de los que 75 necesarios para garantizarse, en un año normal, la fiesta del regreso en el Ruiz de Lopera el 20 de junio ante el Levante.

Sin embargo, un dato es especialmente significativo. En la actual campaña podría concederse el ascenso más barato de los últimos años, ya que el Cartagena, de continuar con su actual promedio, sólo se embolsaría 69 puntos al término de la Liga, una cifra que sólo le hubiese permitido acceder a la tercera plaza en la 2001-02.

De seguir la competición bajo los parámetros actuales, la Real Sociedad, primera con 58 puntos, sumaría 78, mientras que el Hércules, segundo con 52, se estancaría en los 70, uno más que el Cartagena y cuatro más que el propio Betis.

Cinco excepciones

En las diez últimas jornadas se decidieron en la mayoría de las temporadas anteriores la identidad de los tres primeros clasificados.

Un aspecto cobra especial relevancia. De los últimos 27 equipos que ascendieron a Primera, sólo 5 no estaban instalados en las plazas de privilegio al término de la jornada 31: Zaragoza, en la 2008-09; Levante, en la 2005-06; Alavés, en la 2004-05; Getafe, en la 2003-04; y Recreativo, en la 2001-02.

De todos ellos, el peor clasificado a falta de diez comparecencias para que se cerrara el telón era el Levante. El conjunto grana era sexto y divisaba al tercero a 4 puntos de distancia. La desventaja del Betis, eso sí, es menor a la de todos ellos.

  • 1