Deportes

Este Écija no estaba muerto, estaba de parranda

Alberto Olmo se estrenó en el banquillo con una victoria revitalizadora. Partidazo de Humberto y Plata, de castigado a héroe en días.

el 02 dic 2013 / 10:12 h.

Sanluqueño-Écija Úbeda persigue a Muñiz. Foto: La Voz de Cádiz. Ante un rival en crisis, el Écija Balompié sumó un triunfo de un alto valor en El Palmar. Los del interino Alberto Olmo jugaron un encuentro bastante completo y acabaron por fin con su mala racha a domicilio. Un gol de Juanfri en el minuto 75 fue el que sirvió para poner punto y final a una sequía brutal lejos de casa. El Sanluqueño apretó en los últimos minutos, pero la zaga azulina se defendió con uñas y dientes y fue capaz de llevarse el gato al agua. Con la victoria, que se logró con el coriano Antonio Manuel Racero, Puma, en la grada, los de San Pablo se colocan más cerca de su gran objetivo, la ansiada permanencia en Segunda B. El play-out está ahora a 2 puntos y el descenso directo a 3, una barrera salvable para un equipo que ayer dio señales de estar vivo. Los de Carlos Ríos, técnico del Atlético Sanluqueño, dominaron los primeros minutos y llegaban con cierto peligro a la meta defendida por Sergio Sanz, otra vez la gran sorpresa del once inicial dispuesto por Alberto Olmo. Tras un par de acercamientos con relativo peligro, Gonzalo Poley pudo hacer el primero pero su lanzamiento de falta se estrelló en el palo. Acto seguido, un defensa cometió falta dentro del área sobre Chakir, penalti que se encargó de transformar Gonzalo Poley. El gol dejó con dudas al Écija, que se rehizo poco después. A balón parado llegó también el empate del Écija, en una falta magistralmente lanzada por Humberto ante la que nada pudo hacer Facundo. El ex del Ronda hizo ayer uno de sus mejores partidos y los azulinos lo agradecieron. Tras el descanso, el partido viró hacia el lado astigitano y a los diez minutos de la reanudación el Écija se colocaba por delante gracias al tanto de Álvaro Ocaña, rematando un servicio de Plata, sin duda el gran protagonista al pasar de jugador condenado a indultado y héroe. La defensa local pidió falta del delantero sobre Bellingi, pero el colegiado lo que señaló fue el centro del campo. El Sanluqueño tiró de casta para empatar el partido, nuevamente por obra de Gonzalo Poley. Faltaban veinte minutos y los locales se fueron a por la victoria pero lo que llegó fue el 2-3 de Juanfri, que había salido al terreno de juego un minuto antes. Hasta el final del encuentro, los verdiblancos lo intentaron con más corazón que cabeza pero sin llegar a inquietar la meta defendida por Sergio Sanz. En los instantes finales, el Écija aprovechó el polvorín en el que se había convertido El Palmar y acabó consiguiendo una victoria de muchísima importancia. Ficha técnica: Atlético Sanluqueño: Facundo; Bellingi (Diego Ramírez, m. 76), Villafañe, Dani, Polaco; Oca, Salvi, Poley, Rober (Abel Luque, m. 64); Miguel Muñiz (Carlos Fernández, m. 55) y Chakir. Écija Balompié: Sergio; Toscano, Guille, Úbeda, Núñez; Juan Moya (Javi Pérez, m. 77), Álvaro Garrido (Cervera, m. 64), Humberto, Plata; Javi Cabezas (Juanfri, m. 73) y Álvaro Ocaña. Goles: 1-0 (m. 16) Poley, de penalti. 1-1 (m. 31) Humberto. 1-2 (m. 56) Álvaro Ocaña. 2-2 (m. 68) Poley. 2-3 (m. 75) Juanfri. Árbitro: Gadella Kamstra, de Las Palmas. Amarilla a los locales Bellingi, Polaco, Oca y Chakir; y a los visitantes Sergio, Juan Moya y Javi Cabezas. Incidencias: 2.500 espectadores en las gradas de El Palmar.

  • 1