domingo, 18 noviembre 2018
14:49
, última actualización
Local

¿Este señor está incluido en la copa?

Es legítimo que Zoido exprima la Davis porque ha apostado fuerte por ella, pero se ha pasado un pelín.

el 01 dic 2011 / 22:44 h.

TAGS:

La prensa argentina dice de Zoido, el "curioso personaje local", que tiene maneras tenísticas. Por cierto, es falta de pie.

Fue lo primero que preguntó, nada más aterrizar en Sevilla, el equipo argentino que desde hoy disputa la final de la Davis : el señor éste con gafas que aparece en todas las fotos sosteniendo el trofeo ¿viene incluido con la copa? Lo preguntaban de buen tono, eso que quede claro, no es que estuviesen asustados sino más bien preocupados, no vaya a ser que se les ocurra ganar la final y ahora a ver qué hacen con este señor. Les explicaron que no, que pierdan cuidado, que el señor en cuestión es el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido , y que aunque la Ensaladera en disputa está soldada a su brazo ya se arreglará la organización para separarlo si el trofeo tiene que poner rumbo a Argentina. Y que sí, que es verdad que ha desarrollado una dependencia de la copa que le costará sobrellevar si hay separación, pero que ya se le pasará, porque además ahora va a estar la mar de entretenido peleándose con la Junta de Andalucía porque vienen unas elecciones autonómicas, el sofocón se le pasará enseguida.

La delegación argentina respiró, aliviada. Aún así han estado estudiando sus costumbres no vaya a ser que al final tengan que encargarse de él, una tarea que encargaron a los periodistas que llegaron para informar de la disputa de la final. Uno de sus informes todavía circula por internet (en la web argentina www.canchallena.com ), donde el cronista hace un relato memorable y de muy buen tono de la aparición en el estadio de la Cartuja de un Zoido raqueta en mano. ¿Algunas perlas?: "extrovertido como pocos", "él también gana frente a las cámaras, su lugar en el mundo", "no para de fotografiarse a cada paso que da por la Cartuja", "sólo resta esperar una nueva aparición de este curioso personaje local"...

Dicho de otra manera, que los argentinos lo han calado en dos días que llevan aquí. Porque no me negarán que esto del alcalde con la Davis ha sido un poco excesivo, se ha agarrado a ella como un niño que sabe que tiene un juguete por unas horas y se lo van a quitar al final, algo prestado que hay que aprovechar al máximo. Esto parece Gollum con el anillo aquel famoso, vaya aperreo, pero lo que ya fue una pesadilla de rosca fue lo de aparecer el domingo en calzonas y con una camiseta alusiva a España y el Mundial de Sudáfrica (Escañuela, ahí se le escapó el pájaro, le tenía que haber prestado una de la Federación de Tenis) inmortalizándose "probando" la pista central tal y como reflejó la nota oficial del Ayuntamiento. Es de suponer que los encargados le preguntarían después su valoración técnica, si la arena está muy dura o qué. Eso sí, el cronista argentino dejó reflejado que nuestro alcalde "mostró buenos movimientos pese a dar ventaja en edad y en altura" frente a su rival de turno. Vamos, que tiene maneras.

El caso es que, aun reiterando que la cosa ha sido pelín cargante, Zoido está más que legitimado para exprimir la Davis hasta la última gota porque (las cosas como son) se ha arriesgado con ella. El Ayuntamiento se embarcó en esta historia en solitario poniendo por delante un buen dinero y, aunque a priori una final de la Copa Davis es una apuesta casi segura, si algo sale mal el alcalde es el único responsable, así que es de justicia admitir que si todo sale bien es mérito suyo. Y la jugada, por ahora, le está saliendo redonda.

Porque además la lucha que tuvo con la Junta de Andalucía, exigiéndole unos patrocinios que sabía que no iban a llegar, le sirvió para hacer un poco de campaña y pregonar lo canalla que es el PSOE. Lo curioso es que igual hemos inaugurado una nueva era, la de organizar grandes eventos sin que las administraciones se tengan que dejar una pasta. Porque al final todo ha salido para adelante, el mundo no se hundió y es de suponer que la factura con dinero público no ha sido tan elevada como otras veces porque la Junta no puso cuando pasaron el cepillo. Esto ha obligado a agudizar el ingenio y así el otro día el alcalde se hizo una foto (sí, otra) con todos los patrocinadores privados, que no han sido precisamente pocos y han permitido que se dispare menos con pólvora del rey.

Así que todo esto ha sido un empacho, de acuerdo, pero justificado. Otra cosa es lo de lucirse en calzonas por la Cartuja, porque la última vez que lo vimos haciéndose la foto deportiva fue lanzando a canasta (dicen que a la tercera encestó) impecablemente trajeado, corbata incluida. En el anterior mandato creo recordarle retratándose jugando a la petanca y futboleando, vamos, que yo soy aficionado al rugby o al voleibol y me consideraría un ciudadano de segunda. No digo yo que estos días, porque imagino que hasta dormirá en la Cartuja, pero ¿para cuándo eso de darle al remo? ¡Zoido en piragua, ya!

  • 1