Deportes

'Estos iban a ser mis últimos Juegos, y no creo que siga'

Isabel Fernández, la bimedallista olímpica española, que hoy se quedó sin disputar las medallas de judo en menos de 57 kilos en los Juegos Olímpicos de Pekín, dijo que le tocó "la china" con la actuación arbitral, y agregó: "Estos iban a ser mis últimos Juegos y no creo que siga compitiendo".

el 15 sep 2009 / 09:43 h.

Isabel Fernández, la bimedallista olímpica española, que hoy se quedó sin disputar las medallas de judo en menos de 57 kilos en los Juegos Olímpicos de Pekín, dijo que le tocó "la china" con la actuación arbitral, y agregó: "Estos iban a ser mis últimos Juegos y no creo que siga compitiendo".

Aclaró que aún no ha tomado la decisión definitiva, algo que, según reveló, hará en unos días.

Sobre su combate con la brasileña Ketleyn Quadros, la rival con la que compitió por primera vez y que le cortó su camino hacia la disputa de la medalla de bronce, lamentó que, después de haber sido la española la que más atacó, al final terminara siendo la sancionada.

"Me tocó la china, como a veces ocurre en el arbitraje, y me lo he llevado yo", aseveró Isabel Fernández, para quien "el arbitraje, unas veces, por lo que sea, está a tu favor, y otras, en contra, y qué se va a hacer".

Tras subrayar que el arbitraje "a veces te favorece, y otras veces no", reiteró que cree que los árbitros no debían de haberla sancionado, y que tendrían que "haber dejado los 15 o 20 segundos que quedaban de partido".

"El combate ha sido muy igualado", abundó la española que en su alusión a las rivales, mencionó que la holandesa Gravenstijn, quien le cortó el camino a las medallas de oro y plata, ha estado más hábil para marcarle un koka, y agregó que se trata de una contrincante que a ella le va "mal" porque "se va mucho hacia atrás y que le resulta difícil hacerle técnicas porque es muy explosiva".

A la pregunta de si perdió por valiente, respondió que no, y añadió: "Siempre lo doy todo en los combates, pero ya estaba en la tiempo de la técnica de oro, y ahí tienes que arriesgar porque de lo contrario puede que te sancionen".

Reconoció que esta es una "mala despedida", y que le hubiera gustado "estar en el podio, pero no ha podido ser".

La alicantina puntualizó que "a veces, cuando mejor tienes el sorteo es peor", ya que sostuvo que, en ocasiones, "combates más duros y con gente que estás acostumbrada" pueden resultar más accesibles.

Eliminada del camino hacia el bronce por la brasileña Ketleyn Quadros, una rival que "no había hecho nada internacionalmente", Fernández aclaró: "No estaba nerviosa, ni presionada, pero me bloqueaban mucho las rivales, que me conocen bien, veía que no podía terminar de entrar bien en mi técnica".

"No he podido llegar a mi agarre arriba, que me tenían muy estudiado", concluyó la española, que se despidió de sus cuartos Juegos Olímpicos -Atlanta'86, Sydney'00, Atenas'04 y Pekín'8-: "Con un combate igualado, en el que, al final, me han sancionado a mí"

  • 1