“Estoy en contra del gratis total porque así no se da valor a las cosas”

El alcalde de La Puebla de Cazalla, Antonio Martín Melero, presume de tener un Consistorio saneado.El Ayuntamiento tiene remanente de tesorería que quiere invertir pero no puede.

el 22 sep 2013 / 23:00 h.

Alcalde de La Puebla de Cazalla. Alcalde de La Puebla de Cazalla. El Ayuntamiento de La Puebla de Cazalla, un municipio con poco más de 11.000 habitantes, es de los pocos consistorios de la provincia de Sevilla que pueden presumir de no tener deudas y, lo que es aún mejor, de disponer de un remanente de tesorería. Esta inmejorable situación económica se debe a una buena gestión, es decir, a que el dinero público se controla al céntimo: “Las cuentas del Ayuntamiento las miro mucho más a fondo que las de mi propia casa, donde soy más desprendido”, reconoce el alcalde, Antonio Martín Melero (IU). El camino que ha seguido para tener unas arcas saneadas se basa en la premisa de ofrecer unos servicios que se autofinancien. “No pantojeemos”, remarca el regidor, quien indica que cada uno sabe de los medios económicos de que dispone y qué se puede hacer con ellos. “A mí me gustaría traer a mi municipio a U2, pero no puede ser. Es imposible competir con ciudades con un nivel económico muy alto. Nosotros tenemos que gastar sólo lo que podemos”, insiste el alcalde. En este sentido, se muestra “en contra del gratis total, porque de este modo no se da valor a las cosas que se ofrecen y creo que voy por el buen camino, porque ahora a los espectáculos que programamos, aunque se cobre un poco, acude más gente que cuando eran gratis”. Asimismo, explica que su Ayuntamiento paga a los proveedores en 15 días, “por lo que no tenemos ningún recargo. A otros consistorios todo lo que hacen les cuesta un 20% más que a nosotros porque pagan a tres y cuatro meses y ese porcentaje encarece mucho las cosas”. Martín Melero afirma también que desde que llegó a la Alcaldía se han unificado todas las cuentas bancarias en una única entidad, “porque así se pueden obtener más beneficios económicos y en un momento dado de necesidad esa entidad también te puede responder”. Esta senda de no optar por el derroche ha permitido a este Ayuntamiento tener un remanente de tesorería bastante importante –el regidor evita dar la cifra–, que a Martín Melero le gustaría destinar a los más necesitados, pero que, según critica, por imposición del Gobierno central no se puede destinar a inversiones. El alcalde admite que en su Consistorio se buscan todos los recovecos legales para poder emplear este dinero del ahorro en dar trabajo a sus vecinos, pero denuncia que se lo están poniendo difícil, “aunque seguimos trabajando en ello, porque no podemos dejar que haya niños que vayan al colegio sin desayunar porque sus padres no cobran nada”. No obstante, y a pesar de ser tan ahorradores, en este municipio se han puesto en marcha muchas iniciativas encaminadas a ayudar a los más desprotegidos como la creación de un banco de alimentos y el reparto de comida a familias que lo necesiten; el centro especial de empleo en el que trabajan 31 discapacitados que cobran 565 euros al mes en 14 pagas; el centro de día para discapacitados donde se les da de desayunar y de comer por 50 euros al mes; el edificio para asociaciones, donde tienen todos los servicios, por lo que abonan 50 euros al mes; y el centro de empresas, donde también por 50 euros al mes los emprendedores disponen de un despacho con luz, agua, teléfono y todo lo que puedan necesitar. El regidor señala que estas iniciativas son una parte de los proyectos que su equipo de Gobierno ha puesto en marcha para favorecer a los vecinos sin despilfarrar el dinero público, lo que incluso ha permitido rescatar el servicio del agua que antes estaba en manos privadas.

  • 1