Local

Estrasburgo condena a España por violar la libertad de expresión de Otegi

Deberá pagar a Otegi 20.000 euros por daños morales y los 3.000 euros que cuestan las costas del procedimiento.

el 15 mar 2011 / 10:37 h.

TAGS:

El ex portavoz de Batasuna está actualmente en prisión

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo ha condenado a España por vulnerar el derecho a la libertad de expresión del que fuera portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, cuando fue condenado a un año de prisión por un delito de injurias al Rey por llamarle "responsable de los torturadores".

En concreto, la sentencia hecha publica este martes por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condena a España a pagar a Otegi 20.000 euros por daños morales y los 3000 euros que cuestan las costas del procedimiento.

Esta condena contra Otegi que fue dictada por el Tribunal Supremo y posteriormente avalada por el Tribunal Constitucional que rechazó el recurso de amparo presentado por su defensa.

El líder de la izquierda abertzale se refirió a las torturas que los arrestados de Egunkaria habían denunciado y aseguró en referencia al monarca: "¿Cómo es posible que se fotografíen hoy en Bilbao con el Rey de España cuando el Rey de España es el jefe supremo del Ejército español, es decir, el responsable de los torturadores y el que protege la tortura e impone su régimen monárquico a nuestro pueblo por medio de la tortura y la violencia?".

Según el Constitucional las afirmaciones del líder de la organización ilegalizada superaban de manera "patente" por su notorio "carácter infame" el nivel de lo lícito. Estrasburgo entiende sin embargo que se ha vulnerado el derecho de Otegi a expresarse libremente.

 La decisión ha sido tomada por una sala de la Sección Tercera del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, presidida por el magistrado español Josep Casadevall, que ha respaldado los argumentos de Otegi, que alegaba en una demanda presentada en 2007 que la condena constituía un atentado injustificado contra su derecho a la libertad de expresión.

La sentencia recuerda que las críticas de Otegi no atentaron contra la vida privada del Rey o su honor personal ni tampoco cuestionaron la forma en la que el monarca accedió a sus funciones oficiales ni le atribuían responsabilidad individual en la comisión de una infracción penal concreta.

ERA "UN CARGO ELEGIDO POR EL PUEBLO"

En opinión de Estrasburgo, el derecho a la libertad de expresión es "precioso" para todos pero más aún -dice- para "un cargo elegido por el pueblo", como lo era entonces Otegi en calidad de parlamentario.

A pesar de admitir que el lenguaje utilizado por Otegi era "provocador", la Sección Tercera agrega que "a cualquier persona que participa en un debate público de interés general" debería permitírsele "una cierta dosis de exageración".

La sentencia pone también de manifiesto que, a pesar de que las palabras del miembro de Batasuna "pintan un cuadro negativo sobre el Rey" no animan al uso de la violencia. "No se trata de un discurso de odio", destaca.

 

 

  • 1