Local

Estrasburgo rechaza la exhibición de crucifijos en las aulas

El Tribunal de Derechos Humanos ha fallado sobre un tema siempre polémico : cree que los crucifijos en los colegios atentan contra la libertad religiosa.

el 03 nov 2009 / 22:05 h.

TAGS:

Crucifijo en una de las aulas del colegio Macías Picavea, en Valladolid.

El Tribunal Europeo de los Derechos Humanos de Estrasburgo (Francia) declaró ayer la presencia de los crucifijos en las aulas "una violación de los derechos de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones" y de "la libertad de religión de los alumnos". La sentencia responde al recurso presentado por Soile Lautsi, una ciudadana italiana de origen finlandés, que en 2002 había pedido al instituto estatal italiano en el que estudiaban sus hijos que quitara los crucifijos.

Después de numerosos intentos fallidos ante los tribunales italianos, la mujer decidió recurrir a la corte europea de los derechos del hombre, que ayer le dio la razón y declaró la usanza italiana de exponer un crucifijo en las aulas de las escuelas públicas una violación de los derechos fundamentales. Ahora, el Gobierno italiano deberá pagar a Lautsi una indemnización de 5.000 euros por los daños morales sufridos. Además, se trata de la primera sentencia que la Corte de Estrasburgo emite en materia de exposición de símbolos religiosos en las aulas. Sin embargo, el Ejecutivo que dirige Silvio Berlusconi no parece dispuesto a bajar la cabeza en este asunto y ya ha anunciado que recurrirá la sentencia.

Además, numerosos exponentes del Ejecutivo de centro-derecha criticaron la sentencia, tales como la ministra de Educación, Mariastella Gelmini, quien aseguró que el crucifijo es un "símbolo" de la tradición y su exposición en las aulas no implica "adhesión al catolicismo". El ministro de Políticas Agrícolas, Alimentarias y Forestales, Luca Zaia, fue más severo y aseguró que la decisión de los jueces europeos es "fingidamente democrática" y ofende a muchas personas, ya sean cristianas o no.

El líder del principal partido de centro-izquierda, Pier Luigi Bersani, también se mostró contrario a la decisión ya que "una antigua tradición como la del crucifijo no puede ser considerada ofensiva por nadie".

La sentencia tampoco ha sentado bien a la Iglesia, el Vaticano acogió con "estupor y pesar". El director de la sala de prensa del Vaticano, Federico Lombardi, consideró "sorprendente que una corte europea intervenga tan duramente sobre una materia muy profundamente ligada a la identidad histórica, cultural y espiritual del pueblo italiano". Y el presidente de la comisión para el Ecumenismo y el Diálogo de la Conferencia Episcopal italiana (CEI), monseñor Vincenzo Paglia, consideró "irresponsable" y "miope" la decisión del Tribunal.

En España. El año pasado en España se vivió un caso similar. Un juez ordenó la retirada de elementos religiosos del colegio público Macías Picavea, de Valladolid, por entender que vulneran derechos fundamentales recogidos en los artículos 14 y 16.1 de la Constitución, los referentes a la igualdad y a la libertad de conciencia. Decisión que la Junta de Castilla y León anunció que iba a recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia, una cuestión que de llegar a Estrasburgo la Junta perdería, ya que la sentencia del Tribunal Europeo que se conoció ayer crea un precedente.

  • 1